ÍNDICE:

* 2013-07-23. Desde OLOCAU. Ruta del LEGADO IBÉRICO en el CAMP del TURIA. Por la                                     Antigua EDETANIA.
* 2013-08-23. OLOCAU. Sendas SO de la CALDERONA: ALI MAYMÓ, MAQUI, de la ROSA, SEU,                         coto del CATALÁN y CARRAIXET
.
* 2013-08-25 CIRCULAR Parque GEOLÓGICO de CHERA y SOT de CHERA: MORRONCILLOS,                          Pantano BUSEO, MADROÑOSA y pico ROPÉ.
* 2013-09-02. OLOCAU Monasterio SANTO ESPÍRITU. Por PORTACELI, POTRILLOS, MOLA de                          SEGART, Pico del ÁGUILA y PI del SALT.
* 2013-11-13. CIRCULAR desde OLOCAU, BÉTERA y MARINES NUEVO. CAMINOS y SENDAS                            de PORTACELI, PLA ALJUBS, COTO CATALÁ y Cº dels FRARES.

* 2014-03-20. Desde GÁTOVA Ruta CIRCULAR por las MASÍAS del ALTO PALANCIA (NO. de la                          SIERRA CALDERONA)
* 2014-08-13. Desde OLOCAU a ALCUBLAS. Ida por los MONTES de la CONCORDIA y vuelta                            por el CAMINO de las CLOCHES y MASÍA CASA CAMPO
* 2014-08-16. CIRCULAR por los dos MARINES: NUEVO y VIEJO. Ida por ALQUERÍA de OLLA y                        regreso por CAMINO ANTIGUO de LIRIA. Buscando CAMINOS y SENDAS.
* 2014-08-17. Desde OLOCAU Ruta a JÉRICA y su PATRIMONIO. Por la TORRECILLA y                                      Cº de ESCARÁN. Vuelta por VÍA VERDE de OJOS NEGROS y CV-25.
* 2014-08-27. PARQUE NATURAL del TURIA y PEDRALBA desde OLOCAU (Ramblas, azudes y                        Playeta).
* 2016-04-30. CIRCULAR de OLOCAU a NÁQUERA por la ZONA MERIDIONAL de la SIERRA                              CALDERONA.
* 2016-07-28. La CIMA del ALTO del ROMERO y las SENDAS del BARRANCO de la RAMA en                             BTT.
* 2017-03-01. Las TRINCHERAS de CERRO de CABEÇ BORD en NÁQUERA. MTB desde                                    OLOCAU.
* 2017-07-22. Desde el AZUD de TUÉJAR, CIRCULAR por los PARAJES de las RAMBLAS de                              ARQUELA, MOZUL y AHILLAS.
* 2017-08-12. RUTA del AGUA desde BUÑOL. CUEVAS y POZAS en las RAMBLAS de los RÍOS                          JUANES y BUÑOL.



2017-08-12. 16.

RUTA del AGUA desde BUÑOL
CUEVAS y POZAS en las RAMBLAS de los RÍOS JUANES y BUÑOL


 


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN ESTE ENLACE A WIKILOC.

   


 CLIQUEANDO LA FOTO SIGUIENTE ACCEDES AL VÍDEO GENERAL DE LA RUTA.

      
Datos adicionales:

 
Kilómetros 37´7.

Desnivel acumulado + 957 m.

Realizada 12-08-2017.

Tiempo rodando 04h 20m.

Velocidad media en movimiento 8´7 km/h

75´5% de piso de tierra/cemento. Resto asfalto.


Buñol es la capital de la comarca denominada Hoya de Buñol y una localidad de fama mundial por su conocida Tomatina. Ella será la base para realizar esta sensacional ruta que nos conducirá a los parajes más bellos de las ramblas de los ríos Juanes y Buñol, el primero tributario de este último. Con esa intención pues se desarrolla esta circular que, si en el debe tiene rincones de ensueño como podéis ver en vídeos y fotos, en cambio, el haber también viene cargadito pero, en este caso, de momentos de peana en torno a las charcas y cuevas y, bastante más en el ramblón de Buñol que, incluso, nos “deleita” con un paso peligroso para acometerlo sólo en la zona del dique. Advertidos todos también decir, para los medrosos, que hay escape a la traumática rambla señalado con banderola: discurre por un camino al margen izquierdo de la misma.

CLIQUEANDO LAS DOS FOTOS SIGUIENTES VÍDEOS DE LAS POZAS DEL RÍO JUANES Y DE LA DE LOS PEÑONES

    



        
Y es que estamos en una zona abrupta, irregular, de roquedales imponentes quecrean agrestes paisajes dentro y alrededor del valle del Buñol y afluentes. Esa gran depresión central está rodeada de sierras como las de Chiva, Martés, Malacara y otras más, pero, si bien la vegetación es importante y la de ribera, impresionante, la zona por encima de Yatova presenta mucho matorral bajo por efecto del incendio del 2012. El agua es una constante en esta zona y ha dibujado ramblas donde, entre rocas y vegetación, cae y se remansa en pozas de una belleza espectacular que invitan, si el calor aprieta, a disfrutar de ellas con un buen chapuzón.

Su situación geográfica en el paso natural hacia la Meseta desde Valencia y viceversa es indicativa de una dilatada historia. En el entorno se han encontrado restos y yacimientos desde hace 50.000 años en adelante más, para no ser cargante, solo unos datos sobre la toponimia y poco más. La etimología de Buñol tiene dos teorías: una prerromana que la haría proceder del íbero bullon o billon que significa fuente; la otra del latín balneolum traducido como lugar de baños. Ambas, como vemos, se refieren a una característica de  esta zona como es la abundancia de agua y lugares de baño que es lo que vamos a ver y experimentar en la ruta.

Ell origen de la actual población parece musulmán y giraría en torno al castillo que tiene dos recintos y se construyó entre los siglos XI-XII. Tras la conquista cristiana del XIII se incorporó al reino de Valencia y esa fortaleza continuó dominando el camino real hacia Madrid. Importante fue la llegada del ffcc en 1887 que fortaleció su industria del papel y ya, en el XX, la del cemento aunque la crisis económica le ha afectado teniendo que diversificar su tejido industrial. Sector servicio y alimentario hoy son claves.

 
    


Comenzamos trayecto en el parque de San Luis a la vera del río entre pasarelas y asfalto hacia la fuente del Ciprés. En ella aguamos rápido y “transportamos” la bici de nuevo al asfalto para, en nada, introducirnos en los caminos agrícolas del Turche y llegar al primer paraje de interés: la charca y cueva del Turche. Desde una caída considerable las aguas, ahora del río Juanes, se precipitan a esa piscina natural y las que discurren por el interior de roca y paredes han perfilado, por efecto erosivo del material más débil, bellas figuras y formado la caverna. Contemplamos extasiados y solos, es temprano, el bello rincón con capilla y fuente incluida. De nuevo en bici rodeamos el conjunto para subir a su mirador, éste al lado de su curso, lugar donde las aguas del río bajan serenas entre grandes bloques de roca calcárea y una tupida vegetación formando remansos de muy distintos tamaños y belleza.


   


Llegar al charco Mañán nos plantea, al inicio de la senda hacia el camino de Archidona, un corto momento de peana. Para verlo en plenitud hay que cruzar a la otra margen y a escasos 100 m., roca y río abajo, vemos la poza. De vuelta a la ribera derecha tomamos una senda junto la acequia de Olla, equivocada, así que tenedlo en cuenta pues volvimos al principio a coger la buena, la superior que nos lleva al área de recreo de las Palomas para verla y por cementado acceder a otro paraje, este en concreto, quizás el más lindo de la zona: la cueva y la charca de las Palomas. Mucho más abrupto, si cabe, que el anterior termina en ese paraíso natural de pozas con aguas cristalinas que forma una pequeña cascada con la cueva al lado. Ahorro palabras y os remito a fotos y vídeo.

 
     


Yatova y su sierra es el próximo sector y así pedaleamos por las pistas de piso mixto de la Cañadilla yendo al corazón del pueblo y aguar en la fuente de la plaza Constitución. Después penetramos el asfalto de San Vicente donde, a poco, hacemos alto rápido en la ermita de igual nombre y seguimos ascendiendo en busca de suelo más mtb aunque, bien es decirlo, muy arreglado y la tierra apisonada. Así continúa a posteriori el carril de Pardenillas aunque, en él, el perfil ya es de sube/baja con bellos paisajes al pantano de la Forata y sierra de Martés. Rodeado el cerro dejamos Casas de Pardenillas y rodamos la meseta de la Cabezuela con algún pequeño tramo de senda destino al valle del Bosna y la CV-4290 para, acá, subir al área de recreo de la Condesa, verlo y aguar, pues la siguiente fase comenzará carretera y barranco abajo.

 
     


       
Pues, tramo hacia el “infierno” de Buñol. Es en sube/baja, primero por el carril Pincell o del alto de la Pichera que se inicia entre casetas y nos lleva al principal a Siete Aguas por la cañada Larga más, dejémosla pronto en los corrales de Pichera para empezar a principiar dificultades pasado barranco Agrio en una bajada que se complica con un piso muy ido. La señal de un PR nos será de utilidad antes y después de cruzar la vía del ffcc donde una pista nos conduce a una doble posibilidad. Nosotros a la peor, siempre embarcados en aventura. Indicada con banderola tenéis, los más dubitativos, ocasión de eludir acarreo y penurias haciendo un bucle. Para los más pecadores senda, en principio llevadera, después tramos de peana alternados a una u otra margen o por el mismo cauce con el peligroso paso del dique. Tras él poco más de lo mismo de tal guisa que, los 200 m. últimos de subida, junto a la Cueva Grande, nos parecen redentores. Eso sí, los paisajes desde el interior del desfiladero son una pasada.

 
    


Ya en el carril cementado Serretilla/Buñol, unido el track por fin del bucle, bajamos raudos aunque, sin duda, las vistas del pueblo, el valle y las siguientes pozas motivan a para y contemplarlas. Cerca de la Umbría, donde está el próximo hito, está la entrada por este margen que, previo paso por varias casetas, nos deja en pleno cauce y en las piscinas naturales que se forman acá conocidas como de los Peñones en las que el agua, descendiendo calmosa por grandes rocas entre uno y otro nivel, nos pone difícil escoger, por tanta belleza, el lugar de baño. Refrescados en la poza más baja iniciamos la salida del paraje a través de su margen izquierdo siguiendo una acequia y luego una senda que, en nada, nos aproxima al lugar donde habíamos iniciado la ruta horas antes: el parque de San Luis.

 
     


RESUMEN. Esta circular, sin duda, nos va a introducir en uno de los entornos más espectaculares de la provincia Valencia por la profusión de parajes que ofrece, a cual más bello. Acá el agua de los dos ríos ha ido modelando, sobre las rocas calcáreas de las sierras de alrededor, un escenario de hermosas cuevas y pozas rodeadas por abruptas paredes y una profusa vegetación de ribera. Si es posible catalogar la ruta, en el aspecto físico, como de tipo medio, en cambio, a nivel técnico es muy, muy complicada de hacer sin el bucle que elimina el paso de la rambla de Buñol en la zona de la Serratilla. Dos puntos de aguada señalados con banderola. Se puede hacer en cualquier época del año.   






2017-07-22. 15.

Desde el AZUD de TUÉJAR, CIRCULAR por los PARAJES de las RAMBLAS de ARQUELA, MOZUL y AHILLAS.



             


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN ESTE ENLACE A WIKILOC.


CLIQUEANDO LAS DOS FOTOS SIGUIENTES VÍDEOS GENERAL DE LA RUTA Y DEL ENTORNO DEL AZUD.


Datos adicionales:

        

Kilómetros 38´2.

Desnivel  ascendente acumulado 859 metros.

Realizada el 22-07-2017

Tiempo rodando 03h 48m

Velocidad media en movimiento 10 km/h.

96% de piso de tierra. Resto asfalto.




      
Una de las zonas más abruptas y accidentadas de la provincia de Valencia va a ser testigo de esta excelente ruta de mtb que tendrá, inicio y final, en el bellísimo paraje del Nacimiento y azud del río Tuéjar que, precisamente, nace en este lugar como tal para desaguar poco después en el Turia aunque, también, recibe los aportes de otros arroyos que solo tienen caudal en época de lluvias. Estamos ante un escenario impactante con un relieve sinuoso de las estribaciones S y SW de la Sierra de Javalambre incrustándose en territorio valenciano y originando, a esta parte izquierda del valle de Turia, una serie de barrancos agrestes  de roquedales impresionantes por porte y colorido que son el hábitat, como buitreras, de una importante colonia de buitres que es fácil contemplar arriba nuestra en la parte final de la ruta.


    
El vuelo de estos carroñeros a nuestro alrededor y en tal momento, sin duda, dan idea de la dureza técnica de la ruta.Para desánimo de los más pusilánimes y advertencia a los demás, sabed que la ruta es bien dura y más en el sentido de este track por lo que, tras analizarlo, la opción de hacerla al revés es menos dolorosa y aconsejable. Y es que, la senda de subida al mirador del azud tendrá momentos de peana (en mi caso con nivel medio alrededor del 60% descabalgado); la de descenso de la cañada de Tala, muy complicada en el tramo final, sin embargo es factible casi toda ella y, por fin, el discurrir por la entrada/salida en la increíble y recomendable Hoz del Ahillas también supondrá momentos de acarreo conforme nos adentramos en ella. Precaución en dicha garganta en momentos de posibles avenidas de agua. Todas estas circunstancias hay que tenerlas en cuenta al intentar la ruta así como que el piso, en gran parte de ella, es de roca y piedra suelta. Pero vistos los contras también decir a su favor que el paisaje del entorno inmediato. o el lejano. es impactantes y un deleite para los amantes de la naturaleza más agreste y recóndita.

Sobre Tuéjar, la pequeña localidad de la comarca de los Serranos cuyo territorio nos verá, en su mayor parte, pedalear, decir que tiene una larga historia bien acreditada por los hallazgos encontrados en su término desde época prehistórica (pinturas rupestres) y luego, desde el Bronce en adelante pero con especial referencia a la época romana con el acueducto de Peña Cortada y la mina de hierro sita a la margen derecha del Turia. De periodo musulmán es su azud que es una palabra que proviene del árabe as sad y significa barrera y, como tal, se trata de una construcción para retener y derivar parte del agua de los ríos a las acequias. Hoy esa zona también conocida como del Nacimiento está habilitada con paelleros, mesas, parque infantil y, sobre todo, con una zona de baño bajo dicho dique que, tras horas de pedaleo, nos invita a refrescarnos a final de ruta.

 
     


Desde la fuente del azud iniciamos como tal este periplo. En una primera parte iremos al mirador de la Piedra del Mediodía para contemplar una bellísima panorámica de la rambla de Artela y del valle donde se asienta Tuéjar. Llegar a él va a significar una buena suerte de andurreo en la senda de subida como ya indiqué al inicio de comentario. La entrada/salida del lugar también nos pone en situación del tipo de suelo, de piedra muy suelta, que vamos a encontrar a posteriori.

 
      


CLIQUEANDO LA FOTO SIGUIENTE SE ACCEDE AL VÍDEO DE LAS VISTAS DESDE EL MIRADOR DEL REMEDIO.

 
La próxima fase nos va a llevar al pico del Remedio donde hay unas magníficas vistas desde el mirador y la misma cima geodésica.

Primero por carril al Sur de la lomas de Andariel y luego por el camino principal de igual nombre en el que pasaremos al lado de las casas de Mozul, una pequeña aldea vallada que está dedicada a granja criadero. En nada, ya en subida, lo dejamos para enlazar por tierra al inicio de la pista de subida/bajada a dicho pico viendo ya, para enfado, la cantidad de antenas que afean el lugar. Llegados a él paramos en la cima y después en el mirador almenado junto a la caseta de vigilancia forestal para contemplar, en el sentido de las agujas del reloj, una panorámica espectacular del valle del Turia y pueblos (Chelva, Calles y algo de Tuéjar); el solo y majestuoso Cabezo Chico; Javalambre en el horizonte y las sierras de Andilla y Azagadores repletas de molinos eólicos.

 
  


Ahora dirigimos la bici hacia Ahillas, una pequeña pedanía de Chelva donde el tiempo transcurre perezoso. Antes habremos visto, por curiosidad, el aeródromo en desuso que tenía el ICONA; después el refugio de las Lomas para enmarañarnos en la red de pistas y carriles a Alcotas con partes muy agrestes y, por encima de la solana de Baestas, con paisajes muy bellos. El piso está muy roto y transitamos sin visos de civilización para, de pronto, cambiar en la zona de la Era de Tare y la masía nueva, la vieja está en ruinas, y así arribar en bajada a dicha localidad donde en la fuente de San Juan Bautista, junto al lavadero, hacemos alto para aguar y comer.

 
     


Proseguimos hacia el entorno del barranco y la Hoz del Ahillas que es la zona más abrupta y desconocida de todo el trayecto. Desde el camino principal a la Arquela haremos un bucle por el carril de la cañada de Tala hacia la zona alta de dicha barranquera para ver su dique y la primera parte de la abrupta garganta. Es el preludio a recorrerlo interiormente pero, antes, volvemos al principal por una senda enfrentada a las Casas del Curandero y, en poco, cogemos un carril a la izquierda, de ida/vuelta. al interior del desfiladero que permite un pedaleo discontinuo sobre roca y arena con un paisaje salvaje que se va cerrando paulatinamente y ganando en belleza. Recomiendo, en un momento dado, continuar a pie para disfrutar de ese paraje único.

 
     


        
La última fase será por el carril de Arquela a Tuéjar siguiendo, en descenso, la rambla seca de este rio. Sitios de parada e interés hay varios. Primero los roquedales y buitreras de la Lacaba, en la zona de lomas de Chinchel, con paredes escarpadas de una belleza salvaje repletas de buitreras; poco más abajo está el nevero, ahora reconstruido, recuerdo de usos pasados donde el hielo recogido en el invierno se trataba de guardar, hundido entre tierra y paja, para utilizarlo en tiempos de calor y. por último, el corral de Silla guarda arriba, entre sus paredes, una pequeña colección de pinturas rupestres prehistóricas dignas de ver. Antes de arribar al azud haremos una senda paralela al margen derecho del río, allá donde le desagua el Andariel, que termina metros antes del vadeo, esta vez con cierto caudal, del Tuéjar ya en el área del Nacimiento donde, horas antes, iniciábamos el trayecto y ahora nos recibe más tentador aún de manera que, en un pis pas, nos encontramos sumergidos y aliviados en sus limpias y frescas aguas.

 
     


RESUMEN. Valles abruptos y escarpados, bellísimos, nos esperan en esta zona montañosa a la izquierda del valle alto del Turia donde nacen los primeros relieves meridionales de Javalambre y, junto a esa naturaleza casi salvaje, otros parajes más conocidos pero no por ello igual de bellos. Ruta por tanto de disfrute total que en el plano físico tiene cierto nivel pero que, sobre todo, es mayor en el aspecto técnico. Como la bajada de las sendas del primer mirador es más llevadera en ese sentido aconsejo hacer el track al revés. Fuentes en el azud y Ahillas.


2017-03-01. 14.

Las TRINCHERAS del CERRO de CABEÇ BORD en NÁQUERA. MTB desde OLOCAU.



         


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN ESTE ENLACE A WIKILOC.

        

       


CLIQUEANDO LAS DOS FOTOS SIGUIENTES VÍDEO GENERAL DE LA RUTA Y EL DE LAS TRINCHERAS Y SU ENTORNO.

 

     
Datos adicionales:
Kilómetros 57´8.

Desnivel acumulado + 936 metros.

Realizada 01-03-2017.

Tiempo rodando 04h. 10m.

Velocidad media en movimiento 13´8 km/h.

81´1% de piso de tierra/cemento. Resto asfalto.

 

     
En esta oportunidad ha sido mi intención elaborar una ruta que uniese dos actividades que, en muchas ocasiones en el campo, es posible conjugar: el mtb y la historia. Esta propuesta es, por tanto, una forma más de conectar deporte, naturaleza y cultura en una suerte de recorrido muy divertido y variado que tiene, como fin primordial, acercarnos al cerro de Cabeç Bord para visitar los restos de las trincheras que allá se construyeron casi a finales de la Guerra Civil española.

Para bien del proyecto, pues, he intentado introducir un itinerario que sea atrayente, en todos los sentidos, al que lo vaya a abordar. Para ello se conjuga que la ruta es circular y, además, enlazable desde el parking del área recreativa del Plá de Lucas en Portacoeli; hay una gran gama de pisos y caminos con, inclusive, varias sendas de escasa dificultad; el asfalto está minimizado y, de haberlo, es de escasa circulación a excepción, sólo, de los 2 kilómetros de acceso a la font de l´Oro, algo más transitados.

Bellos paisajes y el propio entorno de Cabeç Bord hacen, aún, muy recomendable la visita a sus trincheras aunque con el importante pero de que, pasados algunos años de la magnífica adecuación de las posiciones para su visita y conocimiento hecha por el ayuntamiento de Náquera hoy, sin embargo, estas presentan un estado muy lamentable de conservación. Los carteles, si alguno se mantiene, están vacíos de información; la vegetación es dueña de zanjas y junto con derrumbes han colmatado el acceso a las galerías interiores y refugios. No obstante, sólo por ver los nidos de ametralladora, balsas de refrigeración y la propia red de trincheras merece la pena acercarnos a las laderas de este cerro.

 
     


 
Pero, sin duda, con una breve explicación de su estructura y del contexto general que originó esta construcción podremos emprender la ruta con mayor interés, si cabe. En 1938 la guerra se había decantado a favor del ejército franquista y, el Levante, pasaba a ser su objetivo. Para defender la ciudad de Valencia los republicanos van a construir un sistema de fortificaciones defensivas, en profundidad, con dos frentes diferenciados. El primero, a unos 50 kilómetros en el interior, era la llamada línea XYZ o de Matallana que sería la encargada de parar los envites del enemigo con una serie de trincheras y otras estructuras de defensa hechas en colinas al N y NE de Valencia.

El siguiente frente, en el que englobamos esta posición de Náquera, era la denominada de Defensa Inmediata o línea Puig Carasoles que debía defender las brechas de la línea XYZ. Eran 26 kilómetros de este tipo de posiciones sitas en cerros cercanos a la capital. Los avatares de la guerra harán que esta trinchera no conociera combate y, de hecho, nunca se acabó de construir. Los 500 metros de frente puestos en valor que presenta hacia el S y E esta trinchera corresponderían a una posición defensiva de compañía más, debemos saber que, cerrando el anillo del cerro de Cabeç Bord, como sería lo lógico en este tipo de construcciones militares, hay otros frentes de trinchera que hoy apenas se distinguen y que dominarían las vistas en todas direcciones. Estarían ocupados por otras compañías organizadas en un batallón del EPR y, todas ellas, formaban el Núcleo de Resistencia de Cabeç Bord.

El agua, con muchos años de sequía a cuestas, se había hecho esperar por estas tierras y su llegada, tan añorada, embellece el paisaje y alivia la sed del campo y los acuíferos. Las fuentes manan agua y la Sierra Calderona está engalanada para nuestro paso. Con el murmullo del cauce del Carraixet dejamos Olocau y así, ante ese escenario y el que nos aguarda, es más fácil pedalear.

 
    


La zona de la Sella y Campillo Alto nos alejan del carril bici y del asfalto de la CV-25. Seguiremos, por la pista del Puntal Blanc, el curso del barranco de Pedralbilla para, ya alejados de este, encontrar un firme más roto y divertido antes de acceder, por una senda aledaña, al carril principal que viene de la Vihuela al área recreativa de Portacoeli. De acá, paralelos al asfalto, hacemos un rápido sendero que termina en las cercanías de la masía Broseta.

 
     


La rodeamos para hacer un sector que suelo utilizar para acceder a la parte baja de la localidad de Náquera. Transcurre en la zona de la Balseta por una serie de caminos secundarios que, al cruzar el barranco del Cirer, nos sitúan en el asfaltado que pasa por el centro ecuestre Rueda antes de descender, a dicha población, cercanos a la carretera que se dirige a la font de l´Oro que, sin dilación, vamos a transitar hasta arribar a esta bella zona donde podemos descansar y aguar.

 
     


El nuevo tramo que después se inicia rodea, casi por completo, el Puntal de Meliquet y la Penya Rotja. Es el habilitado para entrar a las trincheras disminuyendo el asfalto. Primero asciende suavemente para, al volcar al barranco del Salt, ponerse bien recio. El piso es de rodeno (rojo oscuro) y los paisajes, aunque de escasa vegetación, son bellos y abruptos. Frente, mientras descendemos, la Mola de Segart; después, tomado el camino de Piedras Blancas, tendremos la Penya Rotja a nuestra diestra para, en nada, junto a la urbanización Fontanelles tomar la antigua entrada hacia las trincheras.

 
     


Inauguramos otra fase muy entretenida hacia la zona de la Bassa Blanca en la que ya, en el horizonte, aparece el cerro de Cabeç Bord como objetivo, también, en el sector. Como referencia está el paso por las instalaciones ecuestres de la finca Caprichosa. Después, carriles de tierra y asfalto nos situarán a piedemonte. Entramos a las trincheras por el N y el perímetro de la urbanización la Comediana y, pronto, hollamos su red de sendas en las laderas S y E donde están esas estructuras. Incluso el sendero continúa metros arriba del frente aunque, in situ, el interés pide recorrer a pie las trincheras. Otro senda nos baja a la barranquera para clausurar la visita.

 
    


La localidad de Bétera será el próximo destino. Caminos y sendas del Pla del Soldat y de la urbanización el Corralet nos sacarán de este entorno y pondrán frente, tras cruce de la muy circulada CV-305, la pista de la casa Capellana que, poco después, dejamos hacia la misma vera izquierda del barranco de Náquera para ver el dique de contención de aguas y, más allá, cruzarlo a la otra margen penetrando en la red de caminos rurales hacia esa localidad siendo el escogido, en este caso, el del Pla de Calistro coincidente con la antigua vereda pecuaria a Liria. Ni siquiera tocamos Bétera pues, por el mismo barranco seco del Carraixet, rodeamos el pueblo.

 
     


Esta rambla vertebrará la siguiente fase. Es larga y siempre tendremos el barranco a nuestra izquierda salvo dos excepciones: unos escasos centenares de metros hechos en la otra margen y, en la periferia de la urbanización Pedralbilla, una senda interna en la misma rambla. Tras dejar Bétera, entre el camino de la Torre y los de la zona agrícola del Brucar, alternaremos asfalto, cemento y tierra hasta dar con una enorme finca de naranjos que cruzaremos por sus carriles cementados hasta topar con una gran valla frontal, en tiempo de recolección cerrada, pero franqueable porque acaba escasos cien metros a nuestra derecha. Después el piso de tierra domina el paso, tramo de senda incluido, por los márgenes e interior de la urbanización de Pedralbilla para, por el Pla de la Torre, introducirnos en el carril bici de la CV-25 que nos conducirá a la población de Olocau donde damos por concluida la ruta.

 
    


RESUMEN: Trayecto que conjuga deporte, naturaleza y cultura. MTB en una ruta algo rodadora pero con variedad de pisos y algunos senderos. Bellos paisajes en entornos abiertos como el del cerro Cabeç Bord y más cerrados por la zona de Portacoeli. Y, como no, la oportunidad de recorrer un trozo de nuestra historia reciente. De escasa dificultad en el plano técnico y algo más en el físico. Puntos de aguada en poblaciones y, señalado en track, la font de l´Oro. Se puede hacer en cualquier estación del año.

 

 
 

2016-07-28. 12.

La CIMA del ALTO del ROMERO y las SENDAS del BARRANCO de la RAMA en BTT.

 

 

TRACK, MAPA GOGGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.

CLIQUEANDO LAS 3 FOTOS SIGUIENTES VÍDEOS GENERAL, DEL SENDERO Y DEL ALTO DEL ROMERO.

         


Datos adicionales:

 

Kilómetros 43´22.

Desnivel positivo 1.147 m.

Realizada 28-07-2016.

Tiempo rodando 04h 41m.

Velocidad media en movimiento 9´4 km/h.

84´2% de piso de tierra/cemento. Resto asfalto.

 
Las gracias a los compañeros de fatigas veraniegas de Olocau y a Juan que, en alguna parte de la ruta, me han acompañado y así he podido realizar fotos y tomas para los vídeos.

Estimados camaradas de la Hermandad del Pedal y la Montaña. Tiempo ha que no me involucraba en una porfía de tamaña proporción inmerso en otra trocha, muy complicada y endurera, que serpentea la barranquera de la Rama desde las lomas de Piezarroya (846 msnm), ahí donde nace, hasta el Carraixet a la altura de Marines el Viejo, sitio en que concurre al principal. Es este, hermanos, sendero para gente aguerrida y dispuesta a las más altas renuncias en orgullo e altanería; lugar para expiar altivez, soberbia y recobrar modestia e humildad  pues hasta el más grande pecador se apeará y caminará en algún instante, nunca mejor dicho, la senda de la virtud mientras zarzas y otros matojos nos someterán a cruel exfoliación que, sin embargo, será bienvenida a manera de dicha y flagelo y bien a modo de redimirnos de vicios y flaquezas. Absténganse, pues, individuos pusilánimes  y gazmoños.

 

Tras la anterior advertencia también significar que estamos ante una propuesta con dos hitos inéditos y novedosos. Además del sendero aludido, la ruta pasa por la misma cima del Alto del Romero (821 msnm) que cobija los mojones del punto geodésico y de la vereda pecuaria a Mont Mayor que pasa por este. El impresionante tajo de su frente W, como última altura reseñable de este sector oriental de la Sierra Calderona, es un mirador único a toda la comarca septentrional del Camp del Turia que contemplamos abajo; junto al jalón geodésico veremos Liria e incluso Valencia;  también destacan las masías de Abanillas y Cucalón y, bajo nuestros pies, los caminos que ascienden al plano de las Navas. A nuestra espalda la Calderona e incluso el Espadán nos siguen ofreciendo una panorámica excepcional.

Es posible, si eres técnico, acceder pedaleando al Alto pues, excepto en una zona de planicie que parece perderse la vereda por la vegetación, al momento se la atisba mientras zigzaguea hasta convertirse en senda. Avisar también que, desde tal plano, para llegar a las ruinas de la masía del Romero y antes de volver a montar hay que hacer una corta sesión de peana (100 m) bajando bancales hasta una caseta derruida.

Olocau será punto de inicio y partida de este recorrido. Esta pequeña localidad es puerta de entrada a la Sierra Calderona desde el SW y, además de la belleza de su emplazamiento entre roquedales y el barranco del Carraixet, podemos disfrutar de buen número de rutas senderistas o en btt por su bello entorno natural donde, la del poblado íbero del Puntal dels Llops y el castillo musulmán del Real son las más significativas. En conexión con estos restos de su pasado, dentro mismo de la localidad, existen otros de época romana caso del acueducto del Arquet del que se conserva algún pequeño tramo y un arco. De época medieval están la torre de Pardines que formaría parte de una pequeña fortaleza de la alquería musulmana de igual nombre que fue, quizás, el primer núcleo de población sito en el actual emplazamiento de Olocau. Sus ruinas se encuentran anejas a la Casa de la Señoría, edificación que, tras la Reconquista, fue tomando cuerpo y pasando a manos de distintas familias nobiliarias vinculadas al condado de Olocau. Hoy, este edificio histórico que está muy remodelado, pertenece al ayuntamiento siendo solar que alberga distintos actos y celebraciones de carácter sociocultural. Os recomiendo, pues, finalizar la ruta disfrutando de un pequeño recorrido por el pueblo, su historia, sus miradores, fuentes y, como no, de la gastronomía del lugar.

 
     

Carril bici, colladillo del Portixol y, a nuestras espaldas, Olocau son inicio de periplo poco antes de penetrar el camino asfaltado de Les Forquetes hacia la balsa de Marines y el carril a la vera del Canal Principal del embalse de Benagéber. Circularemos este hasta dejarlo, a derecha, hacia los caminos que en el Pla dels Calbets atraviesan urbanizaciones y circundan la rambla de la Escarihuela y el campamento militar de Marines hasta el perímetro del Mas de Moya. Siguiendo el vallado de esta gran masía ascendemos hasta la zona de la Carrasqueta.

 
     


Desde ella se inicia un largo sector de ascenso al plano de las Navas. Comenzamos sin embargo, a derecha, bajando hacia el mismo barranco para, tras cruzarlo, retomar la subida pero, en nada, nos metemos en el carril secundario al collado Rojo/corral de Rubio que, con su piso irregular, nos va a someter a exigencias bien recompensadas con las vistas que contemplaremos y con el paso muy cercano al tajo del Alto del Romero y después al del Puntal de Albalat. Volvemos a la pista principal para concluir el ascenso en el collado del Lobo donde hacemos un pequeño parón.

 
     

 
Entramos en la conocida zona de las Navas para, primero, acercarnos a ver el  Navajo reconstruido junto al sendero GR-10 que, en esta comarca une como puntos significativos Mont Mayor y la localidad de Gátova. Sobre el navajo decir que es un tipo de construcción característico de zonas ganaderas de la Meseta que sirve para recoger aguas y tiene anejo, a veces, algún tipo de cobertizo para resguardo de ganado y hombres. Este que podremos visitar es doble y tiene una poza abierta de acopio de agua para el ganado más el navajo hecho a la técnica de la piedra seca y que sería para uso de los pastores.

Y es que estamos en lo que fue zona de paso de una serie de vías pecuarias por las que transitaba el ganado trashumante desde las zonas bajas de Valencia a los pastos de verano de la sierra Calderona y viceversa. Es más, para llegar al Alto del Romero, vamos a seguir la que fue vereda pecuaria de Valencia al cerro de Mont Mayor que, a través de los terrenos del actual cuartel de Marines y el collado Rojo, remonta por algún sector que hemos rodado hasta la meseta de las Navas. Llegados a esta cima ahorro palabras y  me remito a lo dicho a principio de comentario y a que visionéis el vídeo.
 
       


Tras andar hacia el corral de referencia, como reseñé a principio de comentario, volvemos a montar para ver la masía del Romero y, por su camino de acceso, regresar al GR-10 para hacer un enlace exterior a aguar en la fuente del Rebollo. Subimos luego a retomar el sendero en la zona de los Costales y dejarlo, definitivamente, en la bifurcación a derecha que conduce a la caseta del Escorial y rodea el cerro de Piezarroya a iniciar otro sector importante.

 
     


                                            
Entramos en el sendero y barranco de la Rama. Antes del inicio vemos abajo Marines Viejo que, en buena parte del descenso, se seguirá ofreciendo junto con el cerro que alberga las ruinas del castillo del Real y otras alturas significativas de esta zona de la Calderona. El primer tercio permite rodarlo en buena parte más, llegando al plano central antes de tomar el ramal de sendero que sale a derecha e incluso después, se complica con pendiente, curveo y piedra suelta apto solo para expertos. Continúa la dificultad hasta y después de la caseta que anuncia el vadeo a la margen izquierda habiendo un par de bancales de paso “a las bravas”. Por fín, el último tercio, permite un rodar más confiado y rápido hasta la caseta abandona de Algezares.

Estrenamos la última fase paralelos (margen derecha del Carraixet) a la CV-25 que en breve habremos de recorrer. El rápido y divertido carril por los Algezares nos aproxima a la zona de recreo de la fuente del Rincón donde, de nuevo, aguamos. Después recorremos un sector por los senderos de esa área y, vadeado el barranco, seguimos entre los de los huertos de Marines Viejo para, a la vera del arroyo hollar el camino que finaliza, en subida, conectando con el asfalto de la comarcal que ya, en constante bajada, nos conduce a Olocau dando por concluido la ruta.

 
    


RESUMEN. Trayecto que nos propone un recorrido muy variopinto que combina diversidad en cuanto a terreno, estado del piso y caminos a transitar con, además, el paso/recorrido de dos lugares inéditos: el Alto del Romero y el barranco de la Rama. Ruta exigente en el plano físico y mucho más en el técnico con algún tramo de sendero de peligrosidad. Dos puntos de aguada en la fuente del Rebollo y la del Rincón marcados con banderolas. Se puede hacer en cualquier momento del año.


2016-04-30. 11.

CIRCULAR de OLOCAU a NÁQUERA por la ZONA MERIDIONAL de la SIERRA CALDERONA.


 


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.




CLIQUEANDO LAS DOS FOTOS SIGUIENTES VÍDEOS GENERAL Y DE LOS TRAMOS RÁPIDOS DE LA RUTA.


     
Datos adicionales:


Kilómetros 47´97.

Desnivel acumulado 544 m.

Realizada 30-04-2016.

Tiempo rodando 03h 48m.

     
Velocidad media en movimiento 12´5 km/h.

74% de piso de tierra/cemento. Resto asfalto.

 

Ruta que, a modo de circular, va a unir dos localidades de la amplia comarca del Camp del Turia siendo ambas, además, puertas de entrada al Parque Natural de la Sª Calderona desde el Oeste y el Sur valenciano respectivamente y, por tanto, unirlas va a significar pedalear por su zona meridional disfrutando de un escenario menos abrupto que lo que depara el interior pero, no por ello, menos interesante porque sus senderos y carriles nos va a permitir un buen disfrute del btt al calor de las áreas recreativas de Portacoeli, el  entorno del sanatorio, masía Broseta y, a la vuelta, el barranco de Potrillos, la Cartuja y la cañada de Pedralvilla.

  
     


  
  

La Calderona, pulmón de la cercana Valencia, fue declarada parque natural en 2002 con la intención de proteger este singular paraje de cerca de 18.000 hectáreas dotándolo de una legislación, medios materiales y humanos para intentar conservar su singular fauna, orografía, vegetación y el patrimonio cultural que encierra este amplio territorio. Alguna vez no se ha conseguido y el fuego ha dado cuenta de buen número de hectáreas y vida en esta sierra.

En cuanto a Olocau decir que este coqueto pueblo se encajona entre el Carraixet y las primeras y escarpadas estribaciones W de la serranía debajo de la peña de Ali-Maymó y su famosa peca blanca. Si desde él podemos disfrutar de un entorno espectacular por lo abrupto de un relieve recubierto de denso pinar también decir que, el patrimonio cultural que atesora no le es menos y, así, en sus aledaños es posible visitar el poblado ibérico del Puntal del Llops o los restos del castillo musulmán del Real y, dentro del pueblo, el  Palacio Señorial/torre de Pardines, la iglesia del Rosario y sus campanas restauradas y, también, los restos romanos del acueducto del Arquet, entre otros . Bien merece la pena, después de terminada la ruta, echar un rato recorriendo sus monumentos.

Náquera es una localidad de mayor extensión y población por la que se accede, desde el Sur, al Parque. El término tiene diversos asentamientos del Bronce y bastantes vestigios romanos dentro del mismo pueblo, sobre todo en la zona de les Vinyes (inicio camino del pi del Salt) así como la villa romana cercana al barranco del Prado. Con seguridad, si fue una pequeña alquería musulmana. Para ver acá destaca la iglesia de la Encarnación y la ermita de San Francisco de Asís y podremos hacerlo en el transcurso del trayecto.

Este lo comenzamos por el carril bici, hacia el Portitxol con el Puntal dels Llops, enclave de un asentamiento íbero, como vigía de la corta subida. Ya en bajada el carril se convierte en vía de servicio que nos permite pedalear tranquilos hasta proceder a cruzar la CV-333 y, siempre a su derecha, iniciar un tramo largo de cruce y rodeo de las muchas urbanizaciones que jalonan los términos municipales de Olocau y Bétera al encuentro de la Base Militar de Bétera. A saber y por orden: Pedralvilla, la Torre de Porta Coeli, els Pinars y el Brucar. Asfalto y tierra se relevan en este discurrir donde, quizás, el único punto de referencia e interés es el paso por la gran balsa de riego de la zona de la Manguilla. El camino de la Torre nos deja en disposición de bordear las  viviendas e instalaciones militares.

  
    


El final del carril bici y de la tapia del BHELME II con su garita es inicio de la primera fase de sendas. Paralelos a la alambrada y a la CV-331 hasta la altura del club hípico Sierra Calderona superamos, sin mayor dificultad, la inicial. Continuamos otra sección de senda/carril con cruce de asfalto, vadeo del bco. de Porta Coeli, rodeo del hospital y ascenso del bco. del Cremat que, a la altura de masía Broseta, cruzaremos con cierta dificultad hacia esta hacienda.

  
    
 

A partir de acá enfilamos caminos secundarios de la zona baja de la Balseta hasta salir al asfalto cerca del picadero Rueda y, desde él, por la variante de sendas del Sacabondo realizar un tramo complicado que termina, peana incluida, pasando el bco. de Náquera a la altura de las huertas de la partida Forqueta.

  
      


Estamos en Náquera. Acá avituallamos en la fuente de la plaza Padre M. Navarro. Corto periplo por la vieja entrada y pueblo desde donde, fuera de track pero indicado por una banderola, es posible un rápido sube/baja a la hermosa ermita de San Francisco de Asís. Vamos a dejar la localidad por el carrer de Porta Coeli con urbanizaciones y hermosos chalets a ambos lados.

  
    


Volvemos al cobijo de esta sierra, en subida, hasta el coll Blanc y la fuente de Potrillos, ahora seca, que toma el nombre del propio barranco que nace poco más arriba. Por él descendemos utilizando carriles secundarios, sendas y el principal paralelos a su cauce en un sector bastante rápido y divertido que nos deja a pie de la CV-331. Crucémosla para rodear, a derecha, la casa forestal.

  
    


Hemos iniciado otra suerte de sendas/carriles que nos alejan del área principal de recreo de este paraje. La de l´Escala lo estrena y nos sumerge, sin dilación, en la de la cañada Fría que, tras corto tramo por el principal a urbanizaciones del Alto Pedralvilla/Vihuela, retomamos para enlazar los carriles de la zona de la Seu/Cueva del Judío junto al barranco del Rubio.

  
      


       
Después, junto a la rambla de Pedralvilla, iremos hacia el Campillo por un camino roto que tiene su culmen al vadeo de dicho arroyo. Ojo con el ramal que se corta indicado con banderola. Una vez en el plano, pequeños terrenos y casetas nos dirigen hacia la Sella tras baja/sube del cauce del Carraixet y, en nada, por el carril bici que nos dió  salida terminamos ruta en Olocau.

RESUMEN. Ruta por la zona meridional del Parque Natural de la Sierra Calderona que une, utilizando su diversidad de caminos entre los que destacan distintos carriles/sendas de dicho paraje, las localidades de Olocau y Náquera. De escasa dificultad física y algo más en su aspecto técnico. Punto de aguada en Náquera. Se puede realizar en cualquier estación del año.   

 

 


2014-08-27. 10.

PARQUE NATURAL del TURIA y PEDRALBA desde OLOCAU (Ramblas, azudes y Playetas).


 


TRACK, MAPA GOOGLE Y DTOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.

 


CLIQUEAR LAS FOTOS SIGUIENTES. VÍDEOS GENERAL Y DE TRAMOS RÁPIDOS DE LA RUTA.

 




Datos adicionales:

 Kilómetros 69´9.

Desnivel acumulado 531 metros.

Realizada 27-08-2014.

Tiempo rodando 04 h. 54 m.

Velocidad media en movimiento 14´2 km/h.

39´2% de piso de tierra. Resto asfalto.

            

               
 

Sin duda, uno de los parajes singulares de la Comunidad Valenciana son las tierras del área de vega del Turia que se encuentran incluidas, desde el año 2007, en lo que es el Parque Natural de este río. Nosotros, en este trayecto, vamos a dirigirnos hacia la zona de este Parque en los términos municipales de Liria, Benaguacil, Villamarchante y Pedralba.

Además de la abundante vegetación típica de ribera  vamos a poder disfrutar de un sube y baja por las colinas de alrededor del curso de agua, aunque debo decir que los incendios de años pasados han dejado un paisaje muy triste. Por el contrario, el itinerario busca circular por alguna de sus ramblas más típicas, me refiero a la Primera y a la de la Castellana. Otros momentos de interés serán los pasos por: el área de recreo de San Vicente (Liria); las Playetas de Pedralba (zona de baño) y el propio casco urbano de la localidad; antes, los dos azudes del Turia en este sector y la central eléctrica de la Pea (abandonada) y, por último, el tránsito por Domeño Nuevo.

   
La puesta en servicio de los últimos tramos de caminos de este Parque es una magnífica oportunidad para sumergirnos en ellos, conocer estos bellos parajes para ya, incluso, enlazar con la localidad de Siete Aguas. Estamos deseosos que siga en pie el proyecto de continuar adaptando caminos por estos territorios y algún día llegar a las Hoces del Cabriel por esta red de carriles.

Sobre Pedralba, coqueta localidad de la comarca de los Serranos colindante con la del Camp del Turia, decir que tiene sitios de visita obligada. Son, entre otros, la Iglesia Patronal de la Purísima; su casco antiguo de callejas intrincadas en que sobresale la de la Acequia que discurre entre el asfalto y hermosas casas señoriales a las que se accede por pequeños puentes o escaleras sobre el canal. Para aguar tenéis bastantes fuentes entre las que destacan la de la Teja, la Salá o la Zorra y, por supuesto, el paso por sus playas fluviales os da la oportunidad de un pequeño relax con baño incluido.

 
             


De su historia hay que decir que es zona donde se han hallado restos de interés que nos hablan de una pervivencia ocupacional en todo su término municipal desde el Mesolítico. Bronce, período Ibérico y ocupación romana también están atestiguados por numerosos hallazgos arqueológicos. El origen del núcleo actual debió ser romano pues el topónimo es latino, de petrus (piedra o roca) y alba (blanco). Tras la época musulmana y la definitiva expulsión de los moriscos (siglo XVII) se repuebla con gentes procedentes de lugares limítrofes como Chulilla y aragoneses.

La ruta tiene comienzo en Olocau pero, se puede entrar al track en otra localidad de paso, incluso el área de San Vicente (Liria). Precisamente hacia esta bonita zona de esparcimiento vamos a dirigir nuestras primeras pedaladas desde Las Forquetes hacia Monteblanco y, por Tello llegar al denominado Parque Municipal de San Vicente. Es un lugar tranquilo, ideal para hacer deporte o disfrutarlo simplemente, con una vegetación exuberante alrededor de la ermita y el copioso nacimiento de agua del mismo nombre. La pequeña laguna bajo la cascada da cobijo a patos, ocas y peces; de ella parte una acequia que lleva esta agua a la población.

  
  


Por el carril bici llegamos a Liria y la rodeamos por el perímetro Norte dirección  a la rotonda de inicio a la comarcal de Pedralba y el sector del polígono industrial y urbanización de Monte Collado. Rodeamos las naves por tierra al camino principal de la colonia para rápido dejarlo, a izquierda, a la búsqueda de introducirnos en la rambla Primera. Tras buscar alternativas, entre chalets y por un bancal ciclable, salimos a la barranquera y traspasados los arcos del puente de la CV-376  seguimos por un carril, primero de tierra, después asfaltado, que circula paralelo a la rambla. Concluiremos el sector por el Pla de Montero pero, antes, desde el camino podremos ver la imponente silueta, rodeada de enormes pinos, de la Masía de la Pantxa.


Cruzamos la comarcal de Benaguacil-Pedralba. Ahí se inicia el camino del paraje la Fenosa pero, lo dejaremos para continuar por el plano de la Retorta hacia el Turia. Llegaremos Al río por donde desemboca la rambla Castellana y está la cantera de áridos. Entre cañas vadeamos el curso y seguimos las indicaciones de los postes. Primero hallamos el azud de la acequia mayor de Benaguacil que merece una pequeña parada. De ahí, tras un pequeño sendero, topamos con la central eléctrica de la Pea y, poco después, con un cruce general que hacemos en dirección a la urbanización Chucheve. Tramo este de bajadas y subidas por las colinas de esta zona hasta llegar a la ctra. que viene de Villamarchante.
 
 


Desde esta, antes de llegar a Pedralba, iremos en busca de la conocida como presa. En realidad es otro azud que canalizaba el agua hacia la central eléctrica de la Pea. Acá, incluso, bajamos al río frente a la presilla y me doy un pequeño refrescón. Regresamos sobre nuestros pasos y llegamos a Pedralba aunque, antes de la gasolinera, enlazamos por senda con el vial que paralelo al río nos lleva a la zona de las Playetas. Es un bonito lugar acondicionado para el baño y asueto en la misma ribera del Turia.
 


De él vamos, definitivamente, a hacer un pequeño recorrido por Pedralba que aprovechamos también para aguar en la fuente de la plaza del ayuntamiento. La vuelta será a través de la zona del Palmeral, sector de sube y baja por el que arribamos al Tollo para hacer unos tres kilómetros de asfalto por las comarcales de Benaguacil y Liria antes de introducirnos en la amplia rambla Castellana y llegar, por ella, hasta la localidad de Domeño, pueblo de nueva construcción que acogió a parte de los damnificados del antiguo Domeño afectados por las obras del embalse de Loriguilla (1979).

 
  


La última fase de la ruta es de asfalto, pero muy poco transitado, por caminos agrícolas que enlazan las fincas y alguna urbanización de esta parte de la comarca del Camp del Turia. El de la Hoya de Marco,  Casa del Capellá y el dels Frares nos acercan al pla de Avencs y a volver a hollar de nuevo, pero en sentido contrario, los carriles por los que habíamos abandonado Olocau al inicio del periplo.
 
 


RESUMEN. El objetivo del trayecto es llegar a la localidad de Pedralba con un aderezo de puntos de interés  y un variado terreno para circular que la hagan divertida. Sin excesivas dificultades tanto en el aspecto físico como técnico. Diversos puntos de aguada: San Vicente y Liria, después en Pedralba y Domeño. Se puede hacer en cualquier época del año.


                                       2014-08-17. 09.

          Desde OLOCAU Ruta a JÉRICA y su PATRIMONIO.                     Por la TORRECILLA y Cº del ESCARÁN.
           Vuelta por VÍA VERDE de OJOS NEGROS y CV-25
.


 


TRACK, MAPA GOGGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.
 

 


PINCHANDO LAS DOS FOTOS SIGUIENTES ACCESO A VÍDEOS GENERAL Y DE TRAMOS DESCENSO.


          



Datos de la ruta:


Kilómetros  82´57.

Desnivel acumulado 1.181 mts.

Realizada  el 17-08-2014.

      


Tiempo rodando  06h. 45m.


Velocidad media en movimiento  12´2 km/h.


57´3% de piso de tierra. Resto asfalto.

 


Fieles a nuestra tradicional junta de final de verano con la que rematamos nuestra campaña estival de btt., los componentes del grupeto olocauero decidimos, tras prolongada ausencia de Jérica, recalar de nuevo en esa villa para disfrutar de los caminos hasta ella, de su patrimonio y su gastronomía. El propósito, por tanto, es pasar una jornada de divertimento en todos los sentidos, sin exigencias de competitividad o premura pues, “en después de copioso bebercio y yantar” dice el refrán que, “la cama cerca y la azada apartar”.

 
 


Pues bien, para los más virtuosos que decidáis el periplo completo, sin yugo de holganzas ni glotonerías, deciros que llegamos a Jérica en poco más de cuatro horas y media a ritmo moderado. Parado el track, lo retomo sobre las 16,00 y arribamos a Olocau a las 18,00 horas. A poca más viveza calculad que se puede reducir ese tiempo en casi media hora.

En la comarca del Alto Palancia, a la margen izquierda del río, se sitúa Jérica en un entorno natural de singular belleza debajo de un promontorio. Un cerro rocoso, inaccesible hacia el cauce y el gran meandro que crea, albergó el primer poblamiento desde el Bronce, el periodo  íbero y las primeras murallas romanas pues,  aunque el castillo es de época musulmana, en excavaciones se han encontrado muestras materiales de estas épocas de la Antigüedad, incluso  la primera base de la muralla romana. Significar que, en toda la comarca hay importantes restos epigráficos romanos entre los que destaca la de Quintia Prova.  En el Museo Municipal hay una importante colección de estas lápidas.

 
     

Pero es en periodo islámico cuando la población, conocida como qal a as-sirap, que significa castillo de los jerifes (clase noble descendientes de Fátima, hija de Mahoma), adquiere gran relevancia.  En 1235 es conquistada por los aragoneses y pasa a ser, excepto momentos puntuales, tierras de señorío de la Corona de Aragón. Finalizada la guerra de Sucesión, Felipe V la dona, junto con Liria, al duque de Berwick para premiarle su ayuda y lealtad  a la causa borbónica; después, al entroncar esa familia con los Alba hará que al título del ducado se una a los muchos de esa Casa.
  
 

                   
La villa ducal tiene un patrimonio muy interesante que se puede visitar, en bici, con cierta rapidez. A saber: la torre de las Campanas (1634), la única de estilo mudéjar de la Comunidad Valenciana; el castillo, que fue destruido durante las guerras carlistas y del que apenas queda amurallamiento y alguna torre, entre estas la mejor conservada es la denominada Torreta, también dentro del sistema defensivo la de los Ordaces y la Muela; la ermita de San Roque, construida sobre la mezquita mayor y en el recinto de la alcazaba musulmana; el tercer anillo de muralla que se extiende por parte de la actual población adosada a casas y que conserva alguna de sus puertas o, también las iglesias de Santa Águeda y la de la Sangre. 

Recomiendo transitar el meandro del Palancia a través del paseo denominado Vuelta de la Hoz y, por supuesto, recorrer algunas de sus preciadas fuentes junto al río como Randurías, el  Consuelo y el Carmen o, dentro de la población la de Santa Águeda, la Salud, Garabaya, etc… Si decidís comer lo haréis bien, en todos los sentidos, en el restaurante Tonico.

Plácido, Guillermo, Miguel y un servidor iniciamos, bien pronto, la ruta dirección a la colonia Les Forquetes y su vía asfaltada que nos saca al camino del Canal Principal del Turia. Haremos un pequeño tramo contiguo a él para, a derecha por corral de Pija, colarnos en el carril que rodea el inmenso campo de naranjos de la masía de Moya hacia la Carrasqueta al enlace del antiguo camino de Liria a Altura poco antes del paso por la masía de Abanillas. Tras dejar esa finca y paralelos al barranco del Losar-Escarihuela llegamos al asfaltado que se denomina de la Murta.

  




Por este camino oteamos, enfrente, la masía de Cucalón y al llegar a su cruce tomamos el opuesto que se introduce por la rambla del Cerezo que ahora presenta un piso muy mejorado. Cerca de las Bosqueras muere de nuevo en el de la Murta. Esta es zona devastada por el incendio del 2012 y ya, a partir de acá, hasta poco antes de introducirnos en el vial del Escarán a Jérica, tendremos antes nuestros ojos este paisaje tan desolador. En una de las pocas mesas de piedra que quedan hacemos un pequeño alto a pie de la CV-245 (Altura-Alcublas).
 
    


A poco más de 200 mts., a derecha, entramos en el carril de la Torrecilla al corral de ganado de la Hoya de Hierros. Discurrimos cerca de la rambla en sube-baja constante en el que dejamos el área de recreo de la Torrecilla más, llegando a la zona de Pante evitamos la vía de la derecha y continuamos, a la siniestra, hacia Corral Nuevo y la Hoya Hierros. Termina el sector en esa corrala tan característica junto al camino de Carbón.
 
   


Ya en término municipal de Jérica seguimos, ese camino, por zona de lomas con alguna bajada y ya abiertos al valle del Alto Palancia y con vistas a él y la localidad de Viver. Esta población nos permitirá bellas instantáneas, sobre todo en el tramo siguiente, que iniciamos a izquierda,  por el camino del Escarán. Acá las bajadas son más pronunciadas pero bien arropadas por un extenso pinar. Por la zona de las Vegatillas discurrimos ya junto al Palancia rodeando el alto de Roquetillo, cerro este que, en todo momento nos ha ocultado Jérica más, de sopetón, nos aparece y sorprende con la belleza de su entorno en que destaca, sobre manera, su singular torre mudéjar y el montículo que alberga las ruinas del castillo.
 


Bien glosado antes el repertorio de andanzas y desdichas de esta camarilla en el receso cultural, y no tan cultural, por las calles jericanas, continúo el relato en el regreso. Lo hacemos, hasta Altura, siguiendo la Vía Verde del antiguo ferrocarril minero de Ojos Negros. Hay algún alto significativo. El primero, en el apeadero y mirador de la Morería, justo al inicio del segmento por la propia vía, que nos ofrece una panorámica general de la población. Después, entre túneles, el mirador al pantano del Regajo también merece unos minutos de receso.
 
 


Cruzamos Altura rodeando el complejo del parque municipal que, además de pistas polideportivas, piscina y camping, tiene varias fuentes para aguar.

Desde él salimos a la CV-25 que, tras vadear la rambla de la Torrecilla, nos somete a la subida del puerto de Chirivilla (711 mts.) con un pequeño descansillo al paso de la masía Rodana. Tras el paso de montaña, cercanos al barranco de Gátova, luego Carraixet, sigue discurriendo, ahora en bajada, esta comarcal que atraviesa las localidades de Gátova y Marines Viejo antes de llegar al que fue nuestro punto de partida, Olocau.

  


RESUMEN. Este trayecto es una oportunidad para conjugar dos facetas que a veces es posible unir: deporte y cultura; este último aspecto referido al patrimonio monumental de Jérica. Es de muy escasa dificultad técnica, bastante más en la faceta física sobre todo si se hace sin la visita pormenorizada a la villa. Posibilidades de aguar sólo en las cuatro poblaciones de cruce. Se puede realizar en cualquier época del año.

 


2014-08-16. 08.

CIRCULAR por los dos MARINES: NUEVO y VIEJO. Ida por POBLADO de OLLA y vuelta por CAMINO ANTIGUO de LIRIA. Buscando CAMINOS y SENDAS.

.





TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.


CLIQUEAR LAS DOS FOTOS SIGUIENTES. VÍDEOS GENERAL Y DE LOS TRAMOS DE SENDA Y DESCENSOS..

    

Datos de la ruta:



Kilómetros  45´02.

Desnivel acumulado 794 metros.

Realizada  el 16-08-2014

  
.
Tiempo rodando 03h. 52m.

 
Velocidad media en movimiento  11´6 km/h.

 

92´7% de piso de tierra. Resto asfalto.

 



El 14 de octubre de 1957 es mala fecha a recordar por los marinenses. Días de lluvia torrencial hicieron que el viejo Marines, situado a los pies de las crestas de los Cañarizos (vertiente Este de la Sierra Calderona), se viese sorprendido por un alud de piedras y roca desprendido de esos roquedos que, además de producir importantes daños materiales en casas del pueblo se llevó vidas humanas. Estos hechos significarían la desaparición, como tal, de este núcleo de población aunque, paradoja de la historia, hoy se encuentra habitado permanentemente y, en fines de semana y estío, tiene un bullicio muy significativo.

 
Estaba prevista, década de los sesenta,  en terrenos de los términos municipales de Marines, Olocau, Liria y Gátova la construcción de un gran acuartelamiento y su campo de maniobras que, entre sus vicisitudes, ha sido Centro de Instrucción, ubicación del Regimiento de Caballería Lusitania nº 8 y, ahora, de diversas unidades de Caballería, Transmisiones y de Servicios dentro de la que se conoce como Base Militar General Almirante. Aprovechando tal  ocasión se proyectó levantar el nuevo Marines en terrenos de la hacienda la Maymona y así, en 1967, la mayor parte de marinenses se trasladan a la nueva villa y daban continuidad, en otro solar, a la historia del pueblo.

Su trazado ortogonal, plaza e iglesia característica y casas blancas de poca altura son el denominador común de muchos pueblos de nueva planta que surgieron, en esa década, en muchas zonas de la Península. Marines vería acrecentada su población con gentes de Domeño damnificados por la construcción del pantano de Loriguilla (1975). Un año después la inauguración del Canal Principal del Turia va a traer agua a sus tierras y transformar la agricultura de esta zona. La apuesta por el regadío, el sector servicios y la instalación de alguna industria va a darle la pujanza que tiene actualmente esta localidad.

Desde acá decido partir la ruta para, a modo de circular, ir enlazando caminos y sendas hacia los hitos importantes de esta propuesta. A saber. El poblado de Olla, antigua alquería de época musulmana, luego morisca,  de nombre Qaryat al-Ulya, o Alquería de Arriba que, entre sus ruinas, destapa modelos medievales de construcción, también posteriores, en que se usa la piedra de rodeno y donde destaca, singularmente, su torre; también su sistema de regadío y acumulación de agua con la balsa de recogida en el interior del barranco. Parece quedó deshabitada en el siglo XIX.

   
     


El molino de la Ceja (Gátova) y, por supuesto, el paso por la antigua villa y  parte de sus caminos y sendas a ambos lados del barranco de Carraixet serán otros jalones de interés del itinerario. Incluso hay otras dos sendas donde practicar nuestra destreza técnica, o no, que en su mayor parte son ciclables (más del 80%) aunque, en la de lomas Peña Caballo te puedes hacer, gratis, una profunda exfoliación de piernas y brazos estilo “Machoman”.

Una advertencia importante. Buena parte del camino antiguo a Liria discurre por terrenos militares por lo que he decidido transitarla en bajada, por tramo perimetral  y en días no laborables a nivel castrense pues es zona de caída de proyectiles en prácticas de tiro. Este aviso evitará sorpresas que, en grado creciente de desdicha  llevarían nos a sufrir cólico de cangelo, penar osadía en calabozos del cuerpo de guardia, reparación hospitalaria de  chapa y guarnición o, en el peor de los casos, espicharla en el fiel cumplimiento del deber betetero.

 
 

Dicho esto, el itinerario se inicia bajo la sombra de los pinos del Paseo de Valencia de Marines y la compañía de mi colega Juan que me acompaña en la aventura. Partimos por el carril bici dirección hacia el inicio del camino del Mas del Capella. Pronto cruzamos esta bella y compleja  hacienda a la que se le da diversos usos, quizás el más significativo como granja escuela. Después debemos vadear el barranco de Olocau y salir a la CV-333 para introducirnos en la urbanización la Lloma.
 


Ascendemos por el interior de esta colonia hasta la propia LLoma y, de allá, bajamos a la cañada del Conde. Por su red de caminos bordeamos la urbanización el Campillo para entroncar con el que, por el barranco de Pedralbilla, termina en les Clotxes. No obstante, antes de arribar a la rambla, empieza otro sector: es la senda que nos sube a la vereda principal del Campillo a la Peña Blanca. Tiene un par de pasos complicados más uno último, ya por carril, previo a toparnos con una construcción reciente pero en ruinas. Poco más y llegamos al cruce general junto al corral de Germán.
 
 


Ya circulamos por viales más conocidos. Primero por el camino de Senting y después por el que se dirige al poblado de Olla y finaliza en la CV-25. Estamos en territorio de rodeno con ese piso de color tan característico que sólo nos abandona al volcar al Camp del Turia. Pasado el collado déls Canyaris se nos muestra el barranco de Olla y la alquería; abajo, en la rambla, vemos el  antiguo dique de almacenamiento de agua y, llegados al poblado, parada obligada para contemplarlo y hacer fotos con el castillo del Real al fondo. No será la última vez que lo observemos pues, cercanos a Marines Viejo, volvemos a disfrutar de esa fortaleza que era vigía y control de paso hacia el norte cristiano hasta que cayó en poder de Jaime I en el siglo XIII.
 
  


Retomado el pedaleo dejamos el carril principal en la zona de las Ollas. Acá haremos un tramo novedoso y perdido, de dificultad, que cruza el barranco de Gascona y enlaza con el vial que, a poco, se convertirá en senda al rodear la loma de Peña Caballo. Ésta, con la vegetación muy cerrada, nos saca a las zonas de cultivo del rincón de Juan Leña y, como carril, desciende hasta la rambla de Cardaire para volver a ascender y, tras paso por una gravera perdida, arribar al molino de la Ceja que nos permite su visita y contemplar una panorámica extraordinaria de Gátova, su valle y el pico del Águila.


  
 


Más abajo, en una fuente del Tormo seca, bajaremos por vías de las Alibuicas a la CV-25. Igual encontramos la fuente de Vallejo más, si hubiese necesidad de aguar, en Gátova tenéis varias posibilidades. Ahora, paralelos al asfalto, haremos varios tramos de tierra. El primero discurre bajo las lomas de Peñarroya y el otro a la otra margen del Carraixet. El último, más largo, con la referencia de la caseta de cazadores es el de los Algezares que concluye en el área de recreo de la fuente del Rincón, también sin agua. De ella se inicia una fase de senda y caminos, muy divertido, por el entorno de la rambla del Carraixet  y de sus huertas.

 
    

    
Esta ruta debía el paso y visita por el Viejo Marines. Eso hacemos aprovechando para aguar en la plaza de España. Junto a la fachada de su Iglesia parroquial está la afamada fuente de aguas medicinales y propiedades curativas, tal como recoge la hermosa placa que hay en la misma..

Volvemos de nuevo al valle y allá cruzamos el puente e iniciamos la subida por el antiguo camino a Liria. En el alto de los Juerves entramos en zona militar para hacer un descenso rápido que rompemos, buscando zona del perímetro de esa Base, al entrar en plena rambla de las Cuevas. Salimos de ella por la zona de la Garrofera Cremat y la balsa de Marines.

Finalizamos el periplo a través del camino interior hacia el cementerio, la granja Guiporsa y el de Aragón hasta el coqueto parque El Real,  ya en Marines. Tras un pequeño callejeo volvemos al mismo punto que vio nuestra partida.

 
 

RESUMEN. Trayecto muy entretenido que discurre, casi en su totalidad, por piso de tierra  de distinta clase (piedra, roca, pista, etc.) acercándonos al patrimonio histórico y geográfico de Marines. Aunque catalogada como moderada podría entrar en la siguiente gradación pues, tanto a nivel físico y técnico, tiene tramos de cierta dificultad y, con ello me refiero tanto a varios sectores de repechos o alguna bajada peligrosa como a las dos primeras sendas. La sequía ha secado los manantiales y sólo es posible aguar en las fuentes de las localidades de Gátova y Marines Viejo. Se puede realizar en cualquier momento del año.


2014-08-13. 07.

Desde OLOCAU a ALCUBLAS. Ida por los MONTES de la CONCORDIA y Vuelta por el CAMINO de las CLOCHES y MASÍA CASA CAMPO.


 


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.
 

 


CLIQUEAR LAS DOS FOTOS SIGUIENTES: VÍDEOS GENERAL Y DE TRAMOS SENDEROS Y DESCENSOS.

       

Datos de la ruta:


Kilómetros  65´50.

Desnivel acumulado 950 mts

Realizada  el 13-08-2014.

      


Tiempo rodando  05h. 21m.


Velocidad media en movimiento  12´2 km/h.


92% de piso de tierra. Resto asfalto.

 


Pasado tiempo, muy poco para la regeneración de la masa forestal destruida en el tremendo incendio del verano de 2012 pero, suficiente para superar mi sentimiento de impotencia ante realidad tan diferente a esos paisajes maravillosos que antes disfrutábamos dirección Alcublas me embarco, superando la nostalgia,  en una de las posibles rutas de arribada a dicha localidad desde Olocau vía montes de la Concordia. Es un  trayecto duro, rompe piernas y largo, con poco asfalto y que, sin cruzar track, pasará por algunas de las masías y lugares característicos de esa serranía  y de los términos municipales de Liria, Altura y Alcublas. También habrá momento para algún sector por senda pero indicar que, para los menos voluntariosos, se puede solventar el tramo de vereda enlas Tejerías siguiendo, tras la banderola de su inicio, el principal que termina en la comarcal que viene de Altura por la que arribaríamos a Alcublas. Y es que ésta, con partes muy técnicas, nos ha ocasionado varios tramos de peana.


 
 

  

El término municipal alcublano se sitúa entre las sierras de Calderona y las que rodean Andilla, en buena parte de un altiplano que supera los 700 metros. Son tierras duras, de clima extremo donde sus moradores viven y lo hicieron de la ganadería, la ovina principalmente, del cereal, olivo, almendro y vid.  Hay vestigios arqueológicos en su territorio desde el Bronce en adelante pero parece fundación musulmana por el topónimo árabe de su raíz: al-qibla. Las primeras referencias escritas son del 1257 en que Jaime I, tras la conquista cristiana, dona las villas de las Alcublas a Teresa Gil de Vidaure aunque, en 1407 y hasta la Desamortización Eclesiástica de 1836 fueron tierras de señorío de la cartuja de Vall de Christ. Las citas a la villa en plural parecen indicar que hasta la concentración poblacional en el sitio actual, bajo el cerro de los Molinos (904 msnm), fue un conjunto de caseríos diseminados.

Fotos y vídeos son de diferentes aproximaciones, bien con mis compañeros del grupo olocauero y también de Miguel (Lonchero) con el que realicé el track. Como siempre, agradezco su compañía y perseverancia.

    
      


Respecto a la información adicional creo conveniente seguir con alguna referencia geográfica e histórica más de estas tierras, montes y masías pues con ellas, sin lugar a dudas, vamos a emprender más resueltos e interesados el camino.

Los montes de la Concordia verán gran parte de nuestro rodar y darán fe de nuestro esfuerzo. Están situados en el perímetro  Oeste y SO. de la sierra Calderona y tienen una biodiversidad muy notable además de carriles y sendas para disfrutar a tope de nuestro deporte. Está delimitada, al Sur, por el canal principal del Camp del Turia, una obra de ingeniería hidráulica que fue inaugurada en 1976 y que transporta agua desde el Turia, pantano de Benagéber, a los campos de diversas localidades del Camp del Turia, incluso Bétera, lo que ha permitido la transformación en regadío de buena parte de las tierras de esa comarca valenciana.

    
     


Debe su nombre al acuerdo de1431 firmado, en la masía del Frare, por la cartuja de Vall de Christ en nombre de las villas de Alcublas y Altura y, de la otra parte, por la real de Liria. Esa Concordia o pacto trataba de armonizar el uso agrícola y ganadero de estos montes que continuamente tenía litigios en cuanto a su aprovechamiento. En el siglo XV el ganado ovino  por la lana, la madera y recogida de esparto eran las principales actividades en las zonas comunales. Pero, en tierras de las masías, a veces especializadas pero autosuficientes y de propiedad cartujana la mayoría, otras actividades agrícolas tenían su importancia, caso del olivo, la vid, el almendro o la apicultura más, como sabemos por los archivos, siguió habiendo pleitos sobre uso, propiedad o impuestos entre los vecinos de las tres villas.

En territorio de la antigua villa real de Liria (Real Cédula de Jaime I), después ducado de la Casa de Alba en el XVIII, pasaremos por algunas de las masías con más historia de las muchas de su término. Muchas fueron  propiedad de los cartujos que incrementaron poder económico  con estas compras colindantes a su señorío. Por desgracia, algunas presentan deterioro, caso de la del Frare, San Pablo y sobre todo la de Casa Campo. Otras se han reactivado gracias al Canal y presentan un aspecto inmejorable, caso de la del Carmen o del Espinar. Del término de Altura, éstas bien conservadas, también discurriremos por Abanillas y Cucalón.

 
 


Pues hecho el preámbulo entro en la narración del periplo. Comienza en Olocau dirección al Collado y el camino de las Forquetes hasta cerca de la entrada del campamento militar donde se encuentra la toma de agua y balsa de Marines. Desde acá vamos a seguir la pista del Canal principal del Turia varios kilómetros; en concreto hasta el Palmeral donde, a derecha  desde el Rincón de Marín, iremos por carriles secundarios hacia las masías San Pablo (cañada de Cansalí) y a la del Frare.
 
   


De este histórico caserío, hoy mal conservado pero con los campos anejos en producción, partimos por el antiguo camino de Liria a Altura, bien por la Cova Santa o por la Murta, también hacia Alcublas por las Boqueras. Lo vamos a seguir en ascenso y, en su desarrollo, primero dejaremos el corral de Tintorero para alcanzar el collado de Abanillas. Desde él nos abrimos al barranco de la Escarihuela y, a poco de descender, damos con la masía de Abanillas hoy rehabilitada para disfrute de sus propietarios, antes hacienda agrícola con predominio del olivar según contabilidad de los monjes de Altura (siglo XVIII).
 
 


Vadeado el barranco continuamos el mismo vial a buscar el de la Murta y la masía de Cucalón que se encuentra posicionada en un pequeño altozano. Es otra de las antaño propiedades cartujanas que se dedicó principalmente,  por sus dehesas, al ganado ovino. Nosotros la rodeamos por un asfalto muy ido que nos lleva a un cruce general de caminos a la altura del barranco del Junco.
 
 


En pleno cauce se inicia el sector hacia el corral de Pedroso y el alto de los Molinos. Primero hay un comienzo duro con pendiente superior al 17% pero, después, seguiremos sufriendo por el estado lamentable del piso (rocoso y con piedra suelta). Entre vegetación quemada salimos al plano de Hoyas Civeras, lugar de cultivos, para ver enfrente el siguiente hito de la ruta: los Molinos. Pero rápido abandonamos el asfalto para enlazar más arriba, por un carril secundario,  a la Hoya de la Vaca y al camino principal que nos lleva al Colladillo donde, además de contemplar por primera vez  Alcublas podemos ver, muy cercana (a izq. a 20 metros), la calera del mismo nombre que está rehabilitada y, desde ella, el imponente sendero de ascenso al alto. Para no cruzar track decidimos su ascenso y, con ello, realizar dos tramos de peana pues apenas permite posibilidades de ciclarlo.
      
        


Llegados al cerro, en su explanada se sitúan los dos molinos de viento que dan nombre al mismo; están cerrados y sin sus aspas que están en el suelo. En ellos, antiguamente, se molía cereal. Hoy, rehabilitados al igual que el lugar, es sitio de obligada visita y contemplación de la población, el plano del Mangranero y Foia más las serranías que lo envuelven.
    
   


 Pronto iniciamos el acceso a Alcublas que vamos a realizar, en bajada, por el camino principal. Luego enlazamos con la senda del barranco de las Tejerías, bastante complicada, que es la que nos entra a la villa por la plaza de San Agustín donde está el antiguo lavadero y la fuente de mismo nombre. Aguamos acá.
     
        


Tras paso por la iglesia parroquial retomamos en si el periplo para por el camino de las Clochas descender al Estorao y su maraña de caminos, entre ellos los que van a bodegas Gea. En este tramo, que coincide con un PR, circulamos primero por el altiplano de las Umbrías con piso de roca y piedra algo peligroso que desemboca en el principal que une Gea con la CV-245. Por él llegamos al Estorao y ahí, siguiendo el PR, nos introducimos por la rambla de los Frailes hasta Bodegas Campo, una pequeña pedanía de Liria que al lado tiene los restos de lo que fue la gran masía Casa Campo en estado lamentable.
   

 


Desde acá haremos un tramo largo, de rodar rápido, por el camino principal del Canal del Camp del Turia. Tiene como pasos significativos el cruce de la CV-339 que une Liria con Alcublas, la balsa de Casa Carlos, la plantación y masía del Espinar para, por terrenos del Palmeral dejar esa vía y, paralela a ella, circular por carriles secundarios con paso por la hermosa masía del Carmen, la urbanización Pitillo 50 y por la del Pla d´Orcan volver a retomar el camino del Canal hasta el Pla de Marco donde, por el carril bici, accedemos rápido a la localidad de partida.
 
 


RESUMEN. Es una de las opciones circulares largas para unir Olocau y Alcublas. Posibilita el paso por buena parte de un patrimonio, rico y sugerente, que encierran los Montes de la Concordia y los términos de Altura y Alcublas en forma de casetas, pozos, aljibes, molinos, masías, etc… y que son reflejo de unas formas de vida y de explotación de la tierra que han pasado a la historia. En sus aspectos físico y técnico la ruta es de apreciable dureza y se acerca a las 6 horas reales de pedaleo. Realizable en cualquier época aunque con calor la desaconsejo. Único punto de aguada en Alcublas.

 


2014-03-20. 06.

Desde GÁTOVA, Ruta CIRCULAR por las MASÍAS del ALTO PALANCIA (NO. de la SIERRA CALDERONA).


 

 




 
 


TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE L RUTA EN WIKILOC.


PINCHAR EN LAS DOS FOTOS SIGUIENTES PARA ACCEDER AL VÍDEO GENERAL Y EL DE TRAMOS DESCENSO.

    

 

Datos adicionales:

 

Kilómetros 49,4.


Desnivel acumulado 1.070 mts.


Realizada 20-03-2014.

    

Tiempo rodando 04h. 17m.


Velocidad media en movimiento 11,5 Km/h.


97% de piso de tierra. Resto asfalto.

 




Amados hermanos en el sacrificio y la privación. De nuevo, el Priorato Supremo de la Congregación para el Pedal y la Montaña os conmina a retomar la senda del silencio y la austeridad que, para los más corrompidos nos obliga al peregrinar por toda suerte de  sendas, trochas y caminos en busca de reparar flaqueza y vicio. Y, en ello, nada mejor que hollar Partidas donde, antaño, señoreaban nuestros legos de la Cartuja de Vall de Crist (Altura) en molinos, pozos, viñas, tierras, villas, gentes y masías del lugar. Más hoy,  muchas de estas últimas, fueron trocadas en centros de lujo y recreo a tal manera que San Bruno jamás hubiese podido sospechar tal indignidad.

Pues bien, por esas masías transformadas, la mayoría, en preciosos alojamientos rurales que conservan entre sus muros y dominios buena parte de la historia de estas tierras de Altura y Segorbe, os dejo un trayecto sugerente y agradable, todo por piso de tierra y no exento de alguna dificultad que, partiendo de Gátova circula por el NO de la Calderona y la comarca del Alto Palancia uniendo al paso cada una de ellas a través de un entorno ideal para la btt.

El archivo gráfico está hecho en diversas fases y, tanto para confeccionar éste y el track, he de agradecer la compañía y ayuda a Plácido, Javier y Lonchero. Además Miguel, que publica las mejores rutas de la Comunidad Valenciana en Wikiloc con su afamado apodo, me ha proporcionado fotos que he incorporado en los archivos de la ruta. La próxima me tocará hacer de acompañante con él y su grupo de Jodido Repecho.

 


Más, en este proyecto mejor que en otros, es necesario sondear en el pasado para una mejor comprensión de nuestro devenir por estas fincas. Y es que la conquista aragonesa de 1237 supuso un cambio en las estructuras de dominación en villas y tierras del Alto Palancia; así la población mudéjar que quedó en almunias y alquerías fue adscrita al sistema de señorío nobiliario que ejerció, desde Altura y Segorbe, el Señor de Albarracín. Uno de sus descendientes sería, después, rey como Martín I donando la villa de Altura y con ella aldeas como Alcublas y buena parte de las masías hoy recorridas como, también, fábricas, molinos, pozos y otros edificios en la comarca y en todo el Reino de Valencia, a la cartuja de Vall de Crist (1391). Durante 5 siglos esta abadía ejerció su dominio señorial a súbditos y posesiones, con pequeñas fases de interrupción temporal, dedicando sus tierras a la ganadería y la agricultura, al cultivo de la vid primordialmente, en unas fincas que eran autosuficientes. La desamortización eclesiástica de 1836  y siguientes sacó a subasta sus bienes e hizo que familias acomodadas de la burguesía se hiciesen con masías como la de San Juan, Valero y Hoya.

He considerado Gátova la mejor opción para base de esta ruta aunque, los compañeros de la zona del Alto Palancia siempre pueden introducirse en el track desde sus villas. Madrugo y así puedo recorrer las calles de la localidad y ver su Iglesia Parroquial (construida en 1723), la zona del lavadero y la Fuente de San Isidro. Si bien hay restos íbéricos y romanos en su término municipal, el núcleo del actual poblamiento fue la alquería de Catava que, tras la conquista por Jaime I pasó a poder, igual que Altura, del Señor de Albarracín. Hoy, el pueblo pertenece a la comarca del Camp del Turia (Valencia) después de su segregación de la provincia de Castellón en 1995.

 


Empezamos el itinerario en el lugar del Lavadero hacia la CV-25 que dejamos pronto en la zona de la piscina municipal para olvidar asfalto y, por el sendero PR del bco. de Gátova, llegar al área de recreo de la Alameda. Franqueada esta retomamos camino de tierra dirección a Uñoz aunque, en el cruce de la balseta, iremos a la diestra por el que rodea en subida el alto de Lozano y se denomina de Gabarda. De momento nos somete a una larga bajada, a veces con vistas espectaculares de las poblaciones de la comarca y la Sª del Espadán, que finaliza en la CV-25 y a escasa distancia de la salida hacia la primera de las masías.


Es la de San Juán a la que se accede por un camino bien indicado. Está reconvertida en una hermosa edificación que alberga un hotel rural que aúna tradición y modernidad. Fue una alquería musulmana fortificada pero, sus reformas han desfigurado su aspecto original aunque, guarda de esa época el recinto amurallado con los torreones cúbicos en las esquinas. La rodeamos y continuamos, entre pinos, a la balsa del mismo nombre que fue construida en el siglo XVIII para regar sus tierras y las de Valero.
 


      

Introducidos en la Vía Verde de Ojos Negros vamos al siguiente destino: Masía de Valero. Domina el cruce al vial asfaltado de igual nombre y se encuentra bastante deteriorada pero sus anchos muros y fachada recuerdan un pasado mejor.

Tras casi 5 kms. por la Vía Verde penetramos, a derecha, por el camino rural que se introduce a la rambla Rovira y, después, sigue en ascenso paralela al del Reboll para arribar, a pie del camino asfaltado de Cabrera, a la entrada de la Finca del Gabacho donde se encuentra la siguiente masía: la de la Virgen. Acá, en el que fuera antiguo cuartel de dos brigadas del Ejército Republicano durante la Guerra Civil, la familia propietaria ha efectuado una obra de restauración impresionante respetando la tipología de estas edificaciones y su adecuación en el entorno. Precisamente, la contemplación de esta junto a las lagunas formadas en las zonas de extracción de las antiguas canteras, es uno de los momentos de relajación y disfrute visual de la ruta.

 


  

Puestos de nuevo a rodar llegamos, en un suspiro, a una Masía de la Hoya que está algo deteriorada. Es propiedad de la familia Orero desde la Desamortización del XIX y si los cartujos la habían dedicado exclusivamente al cultivo de la viña, hoy, desde 2002 Guzmán Orero ha retomado el cultivo de la vid y la producción de diversos caldos de calidad que llevan el nombre de la finca. Junto a ella, avituallamos a la vista de sus viñedos y la balsa.

Volvemos a cruzar el puente sobre el barranco del Águila para hacer un segmento de enlace al camino de la Rosa. Ya en él, conforme ganamos altura y vistas hacia las dos masías anteriores, nos encontramos con rampas superiores al 15% de desnivel que nos van a apretar de lo lindo. Más llegados al empalme general de caminos se inicia un sector rápido de bajada y llaneo a circular por varios viales y que se rompe tras cruzar la rambla del Dominguillo. Después de subir, ya a la altura de Casa de Miguel, volvemos a descender para llegar a la de Ferrer.

 


Esta antigua masía dedicada a la agricultura y ganadería fue restaurada hace tiempo como casa rural que ofrecía actividades al aire libre en sus huertos y cuadras. Ahora ha cerrado sus instalaciones. En esta visita, exceptuando el edificio principal y comedor que aunque cerrados aparentan buen estado de conservación, la franja exterior de huertos y establos están abandonados. Proseguimos en la zona para, en el barranco del Agua, visitar el madroño centenario que se encuentra dentro de la rambla.
 


El paso por esta área no puede discurrir sin acercarnos, campo a través por el llano de la Morruda, a visitar la conocida olivera milenaria. Acá nuestra sesión de fotos y, rápido emprendemos el camino, bien señalizado, que nos deja a los pies de la Masía Nueva. Esta casona, que se asemeja a un cortijo por su estructura y color, fue construida a fines  del XVIIII y ahora, tras remodelarse, se ha convertido en un alojamiento rural que ofrece actividades de todo tipo.
 


Abandonamos el lugar hacia el cruce del barranco de la Sepultura y ahí, a izquierda, pedaleamos hacia el perímetro de la finca Coronel topándonos con un joven jinete que fogueaba uno de los sementales de la cuadra de los hermanos Cortés. Concretamente a Frutero, un ejemplar cartujano impresionante de cinco cifras en valor monetario al que, cogido de las bridas, pudimos fotografiar.

Llegados a la Masía Coronel, desde la puerta pudimos ver sus espléndidas edificaciones interiores, cuadras y coso, todo ello dirigido a seguir la cría del hierro cartujano de D. Manuel de la Calle, adquirido por los actuales propietarios en 1992. Esta labor de salvaguarda de la pureza de la raza de caballos españoles que, ya en el siglo XVI iniciaron los cartujos de Jerez (de ahí el nombre de la estirpe), continúa manteniéndose en estas instalaciones.



Abandonamos el lugar para, por el camino principal que asciende a Tristán, acercarnos paralelos al barranco de Saberola hasta el área de recreo donde se ubica la última masía a visitar que, también fue propiedad de cartujos desde el siglo XVII (Cartuja Portaceli). El tramo de ascenso es largo y, en el discurrir, pasaremos por el corral de reses bravas del bco. del Monte. Este antiguo albergue-campamento, también base de las Brigadas Forestales, hoy se encuentra en estado de abandono.
 


Más seguimos y tras un pequeño tramo de bajada nos vamos a introducir en el camino de Juan Peña. En él, pasado el collado de Villacampo, circularemos a los pies del Gorgo (vertiente NO) con un paisaje espectacular, sobre todo al inicio del sector de descenso que, por otra parte presenta cierta dificultad al ser piso de arena y piedra suelta con un desnivel muy pronunciado. Habiendo cruzado el barranco de Cardeire ascendemos hasta salir al camino principal de Tristán a Gátova por el que llegamos, por piso asfaltado desde el molino de la Ceja, hasta la localidad que ha servido de base a la ruta.
 

RESUMEN.  Ruta muy entretenida donde podemos conjugar, al paso de las masías,  nuestra pasión por la naturaleza y la práctica del btt en un recorrido por buena parte de la historia Moderna del Alto Palancia en su entorno rural. No presenta excesiva dificultad a nivel físico ni técnico aunque, la subida a la Rosa y la bajada por Juan Leña son puntos calientes. Sobre todo la última, que aconsejo discurrir con ojo y tiento pues es peligrosa. Recomendable en cualquier estación con la puntualización de que no hay fuentes para aguar en el trayecto.


                                         2013-11-13. 05.

CIRCULAR desde OLOCAU, BÉTERA y MARINES NUEVO. Pura BTT por CAMINOS y SENDEROS de PORTACELI, PLA dels ALJUBS,                              COTO del CATALÁ y camino dels FRARES.

 

 

TRACK, MAPA GOOGLE Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.


 


PINCHAR FOTO PARA VER VÍDEO.

Datos adicionales:



Kilómetros 48,1.

Desnivel acumulado 376 m.

Realizada el 13-11-2013.

Tiempo rodando 3h. 24m.

Velocidad media en movimiento 11,8 km/h.

84% de piso de tierra. Resto asfalto.

 


Apreciados correligionarios de laboriosidad. En esta hora y, contrario a mi hacer habitual, os dejo un itinerario de menor compromiso y empeño pero, no por ello, carente de divertimento e interés. Además, si bien a nivel físico resulta liviano, en cambio, habremos de acometer algún que otro sendero berroqueño en distintas zonas, con lo que he intentado hacer el periplo más atrayente. Pero, lo genuino de la propuesta consiste en unir las tres localidades por caminos de tierra, cosa por otra parte de cierto engorro por la masificación urbanística de ciertos sectores aunque, salvo caso aislado, he salido airoso del brete.

También se abre la oportunidad de iniciar el pedaleo, al ser una circular, en cualquiera de las localidades aludidas o, incluso, en Portaceli. Al mismo tiempo quiero agradecer a mis camaradas, Juán, Plácido y Guillermo, su compaña, ayuda y aliento en la conclusión de la ruta.

 


Más, viendo los datos de la misma, sería craso error hacer uso de algún apelativo desdeñoso para mancillar este derrotero pues, pensad hermanos que todo el rebaño tiene que ramonear: el de rutina de menor porfía; el que alborea con ocasional desgana o, bien simplemente, el querido globero.

Y en salido el apelativo, sin ánimo de ofensa pues todos hemos pasado por fase de meritorio, nada mejor que ayudar a la Real Academia de la Lengua para que introduzca una nueva acepción al término globero pues, si coloquialmente en Cuba significa mentiroso, nuestro argot deportivo le contemplaría otro significado. Podría ser: dícese del individuo que es normalmente primerizo en las lides de la práctica de la bicicleta, o bien se resiste contumaz al cambio perseverando en su aptitud años, y que, en ambos casos nos muestra su condición en rutina, comportamiento, atuendo, arreos y montura.

Detallemos, grosso modo, un estereotipo clásico.

Es un habitual de los fines de semana, bien del propio festivo o la víspera, pero no los dos seguidos. El cauce nuevo del Turia y el camino del Colesterol son los lugares en que habitualmente merodea a la caza de alguna presa de mayor entidad para pasarlos con ágil pedaleo y gran altanería mientras piensa, no en los kilómetros que lleva el pichón a cuestas, si no: tanta bicicleta y avalorios pa ná. Muy ocasionalmente discurre por terrenos de mayor brío aunque, ahí también, denota igual animadversión hacia esos veteranos hidalgos endomingados hasta la peana.

Su montura, en cambio, tiene un prestigio acumulado por tantos años con su dueño. Eso sí, parada a la intemperie de un balcón o en la soledad de un sótano. Fue adquirida en una gran superficie. Modelo indeterminado; cuadro de hierro colmado a la soldadura, enjuto pero de cargazón; sus elementos y transmisión a cual más descatalogado; manillar recto con cuernos a la vertical;  ruedas a tornillo, visiblemente desgastada la trasera y, entre radios, el embellecedor plastificado color naranja; pedales dentados con calapies a la puntera; porta bidón ocupado por una botella de medio litro de Aquarius que aún contiene agua del último abrevado, allá por el puente del Pilar.

De su vestidura y complementos: lo vemos con casco de carcasa modelo Calimero, talla única, frente al aire cubriendo la tonsura con apoyo trasero en el cogote y las correas cerradas a la nuez; gafas tipo pastillero; mochila de Naranjito, descolorida y con doble cremallera que contiene, tanto el avituallamiento (zumo marca blanca y medio bocadillo de chorizo) como la prenda de abrigo (sudadera Club de Futbol Parreta o los Vergeles, temporada 1993-94), ésta en conjunción con la camiseta que porta, que hoy deja asomar su gran mondongo y que, tan gratos recuerdos atesora de esos tiempos mozos cuando, esbelto y ligero aunque asotanado por prenda de tan gran dimensión, corría la banda en esa gloriosa campaña de juveniles de la 3ª provincial.

Por supuesto que, desmontables, cámara, herramientas y, la bomba, esa precisamente, ignorados que para eso libró mili por objetor de conciencia. En cuanto al culote, de color negro y adquisición en igual comercio que la montura, denota talla errada con lo cual, la badana extraplana se presenta, o bien despachada hacia algún cachete o, en el otro supuesto, dibujando atrás esfínter y, en delante vergueando sin tapujos. De igual proceder son las zapatillas, algunas de copioso colorido que contrastan con la blancura de esos calcetines 3x1 (boutique del Mercaillo), cubriendo media pantorrilla y dejando asomar la palidez de piernas rota sólo por la exuberancia de un vello que se desparrama de forma indómita allá donde encuentra salida.


 

Pues bien, dejando ya la descripción de nuestro querido novicio, entremos en materia. La ruta comienza en la fuente de la Salud (Olocau) buscando la primera salida del carril bici en dirección a la urbanización el Campillo. Aquí, por la izquierda, nos introducimos en el camino del Puntal Blanc-Cova del Judío hasta la Seu donde vamos a hacer un tramo, muy bonito, por pistas y senderos hasta arribar al principal Portichol-Portaceli a la altura del cruce del camino que sube al Campillo de Portaceli. Seguimos buscando distracción y para ello penetramos, por un sendero, en la cañada de la Estrella; después seguimos por esta y su red de viales hasta topar con las alambradas de la zona militar. Circundamos el perímetro del campamento a la altura del centro ecuestre Sierra Calderona para cruzar el asfalto de la ctra. Bétera-Portaceli.

 


Ahora rodamos por caminos rurales entre campos de naranjas por la Creu de Fusta-La Malla. Salimos a la entrada del recinto militar y por un pequeño tramo de asfalto seguimos itinerario para traspasar la CV-333 y, por el Mas de Sant Enric, entrar al parque del Junqueral ya en Bétera. Acá hacemos un pequeño avituallamiento para retomar pedaleo hacia la zona de más complicación.
 


Me refiero a la dificultad de encontrar pasos no asfaltados entre y por las urbanizaciones que pasaremos. Por tanto, debemos estar alerta al track en este segmento. Y es que dejado el asfalto del camino viejo de la Pobla, por el Mas de los Pilares, discurrimos por vías de tierra hacia la zona de Herba Seca. Campos de cítricos, chalets, masías y pozos, como el de Sagrada Familia nº 3, dejaremos atrás antes de entrar en territorio de la urb. el Periquillo, después hacia la del Cerrao, que rodeamos, y a la dels Aljubs, estas dos en la zona del Pla dels Aljubs. Tras atravesar diversos núcleos de esta última, arribamos entre naranjos a la de Lloma Llarga. La vamos a rodear por su diestra dirección a la urb. la Lloma II. Acá encontramos un tramo de sendero que bordea un naranjal hasta dicho núcleo y, de este, a la sección por las lomas del Coto del Catalán.

 


Este es otro sector de los entretenidos  por sus senderos y caminos. Dejaremos la urb. las Pedretes a izquierda para finalizar el coto en el plano de Marines al pie del camino dels Frares. Por este, entre naranjales, rodeamos esa localidad para dejarlo sin entrar en sus urbanizaciones (Romeral y la Contienda) y seguir buscando pista de tierra, incluso atravesando algún sembrado y, ya por el Pla d´Orcan, el camino del Canal y las Forquetes, arribar a Olocau vía camino del cementerio y barranco del Carraixet.
 


 RESUMEN. Esta es una ruta que trata de unir los tres núcleos de población a través de pistas de tierra. La segunda parte del itinerario se complica por el rodeo o cruce de las urbanizaciones del término de la Pobla de Vallbona, así que hay que estar atento al track y no asustarse de las variantes que he metido. La dificultad es escasa, aunque hay tramos de sendero de algún aprieto que, sin embargo, hacen que el periplo resulte más entretenido. La podemos realizar en cualquier época del año y, dependiendo del nivel, bien nos invita a descansar de propuestas de mayor enjundia o, en casos de noviciado, a disfrutar de nuestras cualidades.


2013-09-02. 04.

OLOCAU a SANTO ESPÍRITU. Por PORTACELI, MOLA de SEGART,                                       PICO del ÁGUILA y PI del SALT.


 




 
 

 
 


TRACK, MAPA Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.


PINCHAR FOTO PARA VER VÍDEO.
 




Datos adicionales:

 

Kilómetros 61,72.

Desnivel acumulado 1.158 metros.

Realizada 02-09-2013.

Tiempo rodando 04h. 51m.

Velocidad media en movimiento

92% de piso de tierra. Resto asfalto.

 

 

Queridos hermanos de la Congregación para el Pedal y la Montaña. Os conmino, en estos tiempos de relajo moral en que nos vemos inmersos por esa marea de tecnificación y pérdida de valores cuyos derroteros nos llevan a endomingar nuestras monturas con toda suerte de ingenios y, a cubrir nuestras efímeras carnes con el ropaje de más lustre, a volver a la pureza primitiva; al alto ideal de austeridad y vida sencilla que pregonaban nuestros místicos: ¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido….¡

No hay poema, este de Fray Luis de León, que exprese de mejor forma ese ideal de apartamiento del banal mundo. Así que, entroncados en ese ideario con nuestros hermanos cartujos y franciscanos, os propongo esta preciosa ruta para purgar la mala vida enlazando los caminos de los dos monasterios calderonianos: Portaceli y el del Santo Espíritu.

Este humilde siervo vuestro, el más grande de los pecadores, penaré mi vacilante existir con el tormento añadido de emprender guía en la villa de Olocau, donde tornaré abrumado pero virtuoso. Los menos pendencieros podéis iniciar vuestro peregrinar por la penumbra del bosque de la Cartuja de Portaceli, allá donde se reúnen en mundanas bacanales domingueras tanto descarriado falto de garrote y disciplina, tanto mortal a ser guiado fuera de ese mundo de tinieblas y banalidades. Vosotros, en cambio, volveréis menos exhaustos pero igualmente redimidos; más, sed desconfiados en la andanza pues seréis probados en trochas y caminos por el Maligno que os pondrá recios desniveles y terrenos descarnados para oprimir vuestra determinación ante este peregrinar. Vuestra firmeza y ánimo os hará salir triunfantes ante tales probaturas.

 


Bueno compañeros, bajemos a la realidad. Calculad sobre las 3h. 30m. y 43 kms. si iniciáis la rodadura en el área de recreo del Pla de Lucas (Portaceli). Como bien dice fray Suricato, el grueso de las dificultades técnicas precisamente está en ese segmento, así que incluso desde acá la propuesta es bastante dura. Y es que el sube y baja es permanente con ciertos tramos, pocos, de rampas de fuerte desnivel al que se le une un piso en muy malas condiciones por piedra suelta, también arena, que dificultan mantenerse montados. Pero todo se da por bien empleado en busca de alejarnos del asfalto, hacer un periplo variado (hay dos sendas rápidas) y ciclable, para además, disfrutar del entorno de la Calderona y sus paisajes que, incluso, nos dejarán ver el plano de Valencia y el mar en algún momento.

 

Madrugadoras pedaladas desde Olocau, Collado y camino de la Sella a la urbanización el Campillo, tramo que después me servirá para finalizar. De acá tomo el del Puntal Blanc-Cueva del Judío al barranco del Rubio y por una senda paralela al principal (Portichol-Portaceli), salgo a este a la altura del que se denomina camino del Campillo. En pocos minutos dejo el área de aparcamiento y el asfalto por la pista rápida del bco. de Portaceli al camino de Potrillos. Empieza la primera subida larga del día que me deja a escasos metros de la fuente del mismo nombre. Aguo allá y continúo camino a Serra por la Cerrá o Serrá dejando a la derecha, al inicio de una bajada asfaltada, sobre un cerro la torre y el monasterio de las Carmelitas Descalzas que son hito significativo de este tramo. Como veis la ruta nos va a llevar a la beatificación.
 


Tras bajar a la CV-310 y entrar al pueblo tomo, a derecha, el camino al Castillo para pronto dejarlo enlazando, por el barranco de Sabater, al vial Antiguo de Náquera a Segart que nos hace coronar el collado del Moncúdio. Tras cruzar el barranco del Meliquet sufriremos un par de tramos de ascenso totalmente roto y de fuerte pendiente yendo hacia la Masía albergue Betania, que resalta con su color rojizo característico. La dejo a derecha y con la Mola de Segart (565 m.), reconocible por su cortado y típica silueta al frente, me dirijo a su base para rodearla por la pista de la izquierda. Esta me conduce en bajada, viendo Segart, su valle y el Garbí (597 m.) a la vía principal que viene de esa población. Tramo ahora de fuerte pendiente que una vez suavizada me introduce en el camino de Xocainet que, en bajada, lleva al área de recreo del Santo Espíritu y al monasterio (término de Gilet).
 


El monasterio del Santo Espíritu del Monte es un convento franciscano. Su historia se remonta a 1402 cuando María de Luna, esposa de Martín I el Humano, rey de los territorios de la Corona de Aragón, compra una masía y sus tierras. En 1404 se donan, junto con todo el valle de Toliú, a esa Orden que la convierte en convento de retiro espiritual. Tras la Desamortización de Mendizábal en 1835, en la subasta no se adquiere y, en los avatares y cambios políticos posteriores logra continuar en manos de dicha Orden. Hoy sigue teniendo esa validez y además ofrece la posibilidad de hospedarse en el recinto.

Fotos y aguada en la fuente de Beato Nicolas Fáctor. Retomado el itinerario por la zona del Clot de Oliver giramos a derecha siguiendo el camino del pico del Águila, que lo rodea, para finalizarlo en una bajada peligrosa por el barranco dels Corrals. Llegados al cruce en T, por el de la derecha, iremos dejando una zona urbanizada para dirigir el pedaleo a la pista que rodea la Peña Roja y el Puntal de Meliquet. La abandonamos en un plano para coger la senda a la cantera ya abandonada del Salt y al ejemplar centenario (más de 150 años) que da nombre al área: Pi del Salt.

 


Hasta Náquera seguimos el camino del Salt. Cruzo la población y en el cementerio iré hacia la diestra rodeando la urb. Collado dels Llops para coger el camino de la Balseta. Pronto lo abandono por el denominado de los Aljibes y, por secundarios, llego a la zona de los Cuartos donde, paralelo al asfalto, remonto por la senda de las cañadas de la Estrella y de Algepsar, el antiguo campo de futbol y la pista rápida hasta el Pla de Lucas.
 


La vuelta a Olocau la haré por la explotación cítrica de la Torre y desde ahí, por el camino de las Casas de la Seu rodeo la urb. el Campillo y, por el mismo itinerario de comienzo, llegaré al final de trayecto.

RESUMEN: Ruta de una apreciable dificultad física y técnica por el kilometraje y, sobre todo, por la acumulación de complicaciones en el segmento central. No obstante, es completamente ciclable y, a su favor, que resulta muy entretenida pues vamos a circular por distintos tipos de caminos y de terrenos en medio de un paisaje típico de la Calderona. Para hacer en cualquier época del año.

 



  2013-08-25. 03.

      CIRCULAR al PARQUE GEOLÓGICO de  CHERA y SOT de CHERA:      MORRONCILLOS, pantano BUSEO, MADROÑOSA y Pico ROPÉ.

 

 
 

TRACK, MAPA Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.

PINCHAR FOTO PARA VER VÍDEO.

Datos adicionales:



Kilómetros 60,13.

Desnivel  ascendente acumulado 1.461 metros.

Realizada el 25-08-2013.

Tiempo rodando 04h. 47m.

Velocidad media en movimiento 12,3 km/h.

93 % de piso de tierra. Resto asfalto.

 

Fin de verano y nuestro grupo, de nuevo, nos hemos aventurado en otra  ruta de despedida estival. Esta vez Plácido, Miguel, Guillermo y un servidor vamos a pedalear por este sitio impresionante para la btt que es el Parque Geológico de Chera y Sot de Chera siendo, esta última población, el inicio y final del periplo. Gracias por su compañía. También hacer mención a todos los que ponen en valor y suben a la red itinerarios, fotos y vídeos de esta zona de la geografía valenciana y, en especial por lo que me une tras conocernos e ir de invitado a su super-rutón de Chulilla, a Lonchero, que me ha mostrado la belleza del lugar y ha hecho que me interese en la planificación de esta ruta.

La intención es hacer un recorrido circular, hacia las dos vertientes del Reatillo,  en este lugar de relieves tan complejos. Y es que este Parque, uno de los tres geológicos que hay en la Península, nos ofrece paisajes  únicos e impactantes con picos de alturas superiores a los 1.100 metros (Cinco Pinos, de las Nieves, el Burgal  y Ropé) a las dos márgenes del valle; también formaciones rocosas, estratos, cuevas, simas, toscas, barrancos y cursos de agua que priman en belleza ante su fauna y vegetación que, sin embargo, es amplia y variada. Todo ello se fraguó hace más de 70 millones de años cuando se hundió el suelo donde hoy están las dos localidades, el pantano y el valle del Tormagal (río Reatillo o Sot),creando esa fosa tectónica que está rodeadade esos plegamientos que han dejando al aire esas formaciones rocosas  formadas por gran cantidad de estratos geológicos que, a su vez otros elementos le han ido dando, a través del tiempo, la personalidad que hoy presentan.

 
 

 
Pues bien. Esa es la ruta propuesta con paso por alguno de sus hitos geográficos: Morroncillo, barranco de la Hoz, valle del Tormagal, pantano del Buseo, Chera, área del castillo y chorreras de las cuevas de la Garita, pico Ropé, y después alargar la entrada a Sot de Chera por los Calderones viendo el pantano de Loriguilla. El itinerario en líneas generales es de escasa dificultad técnica y bastante física por kilometraje y desnivel acumulado aunque, al discurrir por pistas anchas y de buen piso, con la excepción del tramo de subida a pico Ropé por las antenas, dulcifica el esfuerzo.

Dejamos los coches en la zona baja de Sot. Esta localidad tiene una historia muy ligada a su pasado musulmán aunque hay vestigios romanos y pre-romanos. De hecho, el topónimo mismo proviene del  latín saltus y el pre-romano chera, que significarían paso estrecho bajo la peña. La Xera islámica se desarrolló alrededor del castillo construido en época musulmana sobre un pequeño cerro rocoso y del que sólo queda la torre del Homenaje, alguna otra edificación que formó parte del complejo defensivo y además, el barrio de su alrededor con fuerte sabor árabe. También podemos visitar su Iglesia Parroquial de estilo neoclásico que es del siglo XVII y su ermita, dedicada al patrón San Roque y que data de 1592, situada junto a la ctra. que va a Chulilla y, precisamente, por la que arribaré  como último hito de este trayecto.

 
 


La ruta la iniciamos en ascenso por el barrio de las Tejerías y su pista principal que nos deja vistas hacia Sot y su valle. Volcados a la vertiente de la Sierra de Enmedio abandonamos el camino de Siete Aguas, a la derecha,  por el PR 223 hacia el mirador del Morroncillo. Desde esta extraordinaria plataforma visual, a 760 m. de altitud, contemplamos una panorámica única de lo majestuoso del Parque y de lo que  será nuestro periplo: pantano del Buseo ;  valle del Reatillo o Tormagal;  el espolón de la Marjuela;  Chera y las cimas emblemáticas del Parque comoCinco Pinos, de las Nieves y Ropé, siendo este último testigo de paso.

Retomado el  pedaleo  dejamos el morrón de las Buitreras y por un tramo de sube y baja por barranqueras, vamos a remontar el barranco de la Hoz. En el llano de la Zarza lo cruzaremos para volverlo a recorrerlo en bajada por su otra vertiente (pista roja 1104.1). Bordeada la loma de la Marjuela volvemos a contemplar el Parque, en altura, desde el mirador Geológico de la Fosa de Chera a la cola del Pantano, para a continuación, en giro de 360º tomar el camino principal a Chera (pista roja 1103.1) que en bajada bordea el embalse. Nosotros, no obstante, llegaremos a Chera por el camino de la Madroñosa y eso supone recortar hasta él. ¿Cómo?: por la pista verde 3244.1 que  nos deja en la cola del embalse;  tras cruzar el Reatillo nueva pista azul, la 2210.1, hasta cruce general donde, al lado de la fuente de la Viña, alcanzamos la pista de la Madroñosa que, en constante subida, nos amorra al barrio de Arriba de Chera. En la fuente junto a la Iglesia aguo y se gesta la cruel traición de esta desagradecida tropa; ante la idea de un opíparo almuerzo me desertan irremediablemente, así que, continúo sólo con la idea de reunirnos en Sot.  Ellos regresan por la carretera que circula por el valle del Reatillo.

 















                 

Chera es la otra localidad que da nombre al Parque. Esta población inició su desarrollo en época almorávide a raíz de la construcción de su castillo (siglo XII) y, una vez en manos cristianas, al estar en la frontera de los reinos de Valencia y Castilla, les perteneció a ambos. De su historia contemporánea, decir que se segregó de Sot a inicios del siglo XIX.

Me dirijo por el camino de la Casa Rural del Pino a coger, a derecha, el principal que sube a la Sierra de los Cinco Pinos. Pronto topo con una visión impresionante de las ruinas del castillo junto a una cascada de agua y una formación rocosa con numerosas oquedades: es el conjunto del castillo, las chorreras y las denominadas cuevas de la Garita. Desgraciadamente sólo dispongo de tiempo para aproximarme algo y fotografiarlo cuando bien merece, este conjunto, una visita pausada. En dejado el asfalto continúo circundando el castillo, las casas de la Ermita y el barranco del mismo nombre para llegar al cruce, con un pequeño mirador,  en que me desvío a derecha, en dirección a pico Ropé por las antenas y la rambla del Agua para, inmersos en pleno barranco, encontrar dos tramos de duro desnivel y peor piso aunque, superado y cruzada la rambla el desnivel disminuye y nos hace transitar por una zona de encinar con  la vista, a derecha, de la cima con su caseta de vigilancia a la que nos dirigimos.

 


Encajonado el Ropé por el NE, E y SE de otras alturas similares, es hacia los otros puntos cardinales donde nos ofrece un espectáculo visual increíble. Ese día, las nubes y la neblina baja me impidieron contemplar esa visual con todo su esplendor. Una pena. Deshago el tramo al camino principal y, ya en él, inicio una larga bajada en la que iremos desgranando cruces en los que deberemos ir con cuidado siguiendo el track. En la zona denominada el Tronco hay una casa, a izquierda, de color verde claro y tejas,
  que tras pasarla nos llevará a un cruce con dos posibilidades de arribada a Sot: a la derecha, por la rambla de Cubillas, sería  la más rápida y corta; a la izquierda, que es la que decido, me dirige a los Calderones y al pantano de Loriguilla.

 


Paralelos al barranco de la Almoralla sigo el descenso y ya, en los Calderones, se me abre a la vista el embalse. Dejo el principal para, en subida, tomar el  secundario de Sot que pasa pronto por el collado de Cullibres y rodeada la loma de las Cabañas me saca al corto a Sot que obvié en su momento y que viene de la rambla de Cubillas por fuente de las Borregas.  En la Ceja de San Roque el piso se cementa y así llegó a Sot y la CV-395 para, aventurarme tras aguar en la fuente de Mosén Lucas, a ver la ermita de San Roque con su bonita panorámica del pueblo.

Detengo el track en el lavadero y de ahí me reúno con el trío de rebeldes para, tras platicar, decidir un baño relajante en la bellísima poza del acueducto, a la entrada al pueblo del río Sot, que ha cambiado de denominación en el pago de las Fuentes (antes era el Reatillo), lejos de la aglomeración que ofrecen las zonas habilitadas como piscinas a su paso por la población. Tras este placer corporal nos damos otro bien merecido: opípara comilona. Así cerramos una jornada perfecta.

 


RESUMEN. Recorrido relativamente exigente por una zona muy especial para la práctica del btt. que nos ha dado la oportunidad depedalearr por unos paisajes, en el aspecto geológico, simplemente únicos. El buen estado general de las pistas ha facilitado el rodar aunque, kilometraje y desnivel  se notan al final. Aconsejable en cualquier época excepto en invierno.




2013-08-23 . 02


OLOCAU. Sendas SO de la CALDERONA: ALI-MAYMÓ, MAQUI, de la ROSA, SEU, coto del  CATALÁN y CARRAIXET.

 

    

   
 

TRACK, MAPA Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.

 
PINCHAR EN FOTO PARA VER VÍDEO.


Datos adicionales:


Kilómetros 42,72. 

Desnivel  ascendente acumulado 743 metros.

Realizada el 23-08-2013.

Tiempo rodando 04h. 21m.

Velocidad media en movimiento 10,2 km/h.

96 % de piso de tierra. Resto asfalto.

 

En esta ruta he buscado enlazar, después de varios descartes por dificultad, una serie de sendas de distinto nivel técnico y físico hacia la zona SO de Olocau, la Calderona y su perímetro  que permitan, con la máxima de no cruzar el track, la mayor ciclabilidad, un itinerario divertido, relativamente asequible y de paisajes impactantes. No obstante cada cual conoce sus limitaciones y la seguridad debe primar ante todo, así que descabalgar será lo más sensato en ciertos tramos de las sendas de Ali-Maymó y de los Peñones de Pedralbilla. El acceso a la peña de tajo majestuoso y vistas espectaculares es por un sendero de unos 300 metros de longitud pero de extremada dureza porteando una bicicleta; esto nos evitará un rodeo más largo por otra derivación donde también pasaríamos segmentos de braceo, así que puestos a sufrir, mejor por la más corta y rápida. Por lo demás, no os asustéis que a partir de su cima el grado de dificultad irá decreciendo paulatinamente de senda en senda mientras acumulamos cerca de 12 kms. de senderos.

   
También agradecer a Juán su compaña en algún tramo del trayecto y, sobre todo a Plácido, que ha soportado como un jabato la sesión de fotos y sendas del itinerario pues sin su ayuda, el archivo gráfico no sería lo que ha resultado.

Por otra parte hay que ser optimistas y positivos ante estos retos. En estos tiempos donde el macho ibérico está en franca regresión arrinconado por esa pérfida y manida propaganda de descrédito a los altos valores de nuestra genuina estirpe hispana, es posible un ejercicio de vuelta a nuestras antiguas raíces cuando campeábamos por trochas y serranías a lomos de nuestras añoradas caballerizas. Y es que también ese hombre rudo, templado por la lluvia, el viento y el sol tenía sus necesidades pues, el ser humano, al igual que los animales, ha recurrido a lo largo de la historia a todo tipo de métodos para conseguir una piel más suave y fina. Hoy, el despojar a la piel de las rugosidades y descamaciones que la alteran ya es un hecho normalizado y los productos cosméticos son cada vez más efectivos y confortables en limpiar y tonificar el cuerpo.

Pues bien. Dejémonos de cremas y zarandajas. Ni marcas blandas, ni Mary Kate, ni Avón, ni puñetas. Nada mejor que una exfoliación natural al estilo de la que hacían nuestros padres y abuelos: descamación Pura Calderona o, también,  de Puro Macho. Me explico;  subida más bien andando a la peña de Aly Maymó para empezar a sudar, abrir poros, suavizar el vello (los feos no les face falta la subida) y, después de expuesta la piel al aire serrano, montados en la btt nos despachamos el sendero de la Peña Blanca y los que vienen a continuación disfrutando del frotamiento en nuestras extremidades de todo tipo de árbol y matorral calderoniano, es decir, pino, encina, madroño, romero, jara, lentisco y, sobre todo las tan preciadas zarzas y aulagas que terminarán de rematar la faena descamatoria. Acabada la ruta y después de una relajante ducha la piel se queda como nueva y, sin lugar a dudas, mejor que con tanto producto cosmético que, muchos, vete tú a saber que compuestos químicos llevan, aunque eso sí, después, si gustáis de usar algún tónico procurad que no lleve alcohol en su composición.

  
Empezamos la ruta por el camino de la fuente del Frare. Acá se inicia un sendero fácil que llega a un cruce, a izquierda, donde empiezan los de la Peña de Ali-Maymó. Esta espectacular formación rocosa que se alza majestuosa sobre Olocau está formada por rocas sedimentarias de tipo calcáreo y dolomías que se escalonan en estratos de distinta coloración; los tonos rojizos, marrones y amarillentos obedecen al mineral dominante. En su interior, por la erosión del agua, se han formado cuevas y una sima famosa y peligrosa que se ofrece al disfrute de los espeleólogos. Pues bien, al instante cogemos otro a la derecha donde tendremos tiempo de repasar nuestro vocabulario de improperios aunque, en accediendo a los tajos de la Peña y a su cima nos olvidamos de lo anterior al mostrársenos una panorámica única del pueblo, el barranco del Carraixet (por donde después accederemos de vuelta), el Puntal del Llops y el Camp del Turia. Lástima que el día nublado no acompañara a tan excepcional vista. Después de las fotos, cuidado con la entrada al ramal hacia Peña Blanca que se hace en giro de 360º y otro par de sitios dificultosos.

Por pista enlazaremos hacia el barranco de Sentig y el camino hacia la senda de los Peñones de Pedralbilla. Esta comienza en giro a derecha en el mismo barranco y tras un segmento por camino nos deja en el sendero propiamente dicho. Esta senda, que circula entre la zona de Siti Rodo y el alto de Pedralbilla, también es conocida como la del Maqui por haber sido, tras el final de la Guerra Civil, sitio de paso de los guerrilleros de la Agrupación de Levante que continuaron su hostigamiento al bando vencedor. Para nosotros supone, en este sentido, hacerla ciclable en un 90% con dos sectores difíciles: un tramo rocoso en subida y el último de bajada al barranco de la Villuela. No obstante es una senda muy agradable para la btt con un paisaje precioso a donde dirijamos la vista. Desembocado al camino principal iremos a las fuentes de la Gota y a la del Berro.

 

Tras pasar la última fuente, a derecha, se inicia la siguiente. Es la de la caseta de la Rosa que, hasta ella nos permite una conducción rápida. A continuación se hace más amplia y nos presenta una bajada algo complicada por el estado lamentable del piso. Ya en la pista principal hacia la fuente de la Vella, sólo nos permitimos la parada del mirador de Vicente Romero o de la Vella, donde se esparcieron las cenizas de este compañero de afición fallecido en 1995. La placa que le recuerda ha sufrido el atropello de más de un descerebrado. Por otra parte, la panorámica desde este atalaya, en días claros, nos permite ver hasta el mar y otros hitos de la Calderona y el Camp del Turia. Vueltos a la bajada, toparemos con el principal Portichol a Portaceli que circularemos escasamente para dar paso al siguiente tramo.



Este se inicia por el barranco del Rubio y nos dirige a la Seu, la valla de la explotación cítrica de la Torre de Portaceli, las Casas de la Seu y por el barranco de Pedralbilla a la urbanización del mismo nombre. Esta es una zona de caminos estrechos y técnicos, con algún que otro sendero rápido y, otro, el que circunda la Torre, con algo de dificultad pero muy divertido. Bordearemos la urbanización de Pedralbilla por el Pla del Arenal y acá, antes de cruzar el barranco de Olocau o del Carraixet, nuevo tramo de senda rápida.

 


Volcados al camino asfaltado dels Frares que lleva a la Pobla de Vallbona lo vamos a abandonar, a derecha, hacia el coto del Catalán. Esta zona la forman las colinas de las Pedreretas, el Soldat y L´Escaló y es una delicia para nuestro deporte. Caminos y sendas las cruzan y hacen de este segmento un auténtico laberinto así que, os recomiendo, no perdáis el track. Fuera ya de la zona vamos a irr hacia el Mas del Capellá por caminos agrarios a salir a la urb. La Lloma y al carril bici de la CV-333 para abandonarlo, a derecha, pasado el barranco del Carraixet aunque, éste, va a ser el Norte del último sector del itinerario.

 


Por él accederemos a los caminos del Pla de Sanchis dejando el asfalto y, de nuevo a través de él, circula la senda de Xento el Bartolo. Antes de la construcción del dique, era paso para muchos labradores que tenían tierras en el Pla de Sanchis. Hoy el trayecto está dificultado por esa construcción aunque, salvada ésta, volvemos a sendear por el barranco hasta llegar a Olocau por la zona de la depuradora, debajo de la Peña de Ali-Maymó. Aún tengo tiempo para incluir el tramo de la Balseta de L´Amara y de las Macolladas, un sendero que me vuelve a introducir al Carraixet arriba del pueblo y que, tras cruzarlo y encaminarme a la Pinaeta me deja, por la CV-25 en donde inicié la ruta.

 


RESUMEN. Ruta de ciertas dificultades físicas y técnicas al principio aunque, después se va dulcificando y, al final, nos ha permitido un periplo muy ameno y divertido donde vamos a encontrar tramos para todos los gustos; además, vistas espectaculares desde la peña de Ali Maymó y el mirador de la Vella. Recomendable en cualquier época del año.




2013-07-23. 01.

Desde OLOCAU. Ruta del LEGADO IBÉRICO por el CAMP del TURIA. Por la antigua EDETANIA.

 

 

TRACK, MAPA Y DATOS PRINCIPALES DE LA RUTA EN WIKILOC.

 

CLIQUEAR LAS 4 SIGUIENTES FOTOS PARA VER VÍDEO GENERAL Y EL DE LOS TRES YACIMIENTOS.

 


 Datos adicionales:
 


 Kilómetros 58.

Desnivel acumulado ascendente 611 metros.

Realizada el 23-07-2013.

Tiempo rodando 04h. 07m.

Velocidad media en movimiento 14 km/h.

48% de piso de tierra. Resto asfalto.




Estamos ante una de las propuestas beteteras con más trasfondo histórico de todas las que hasta ahora he realizado. Sin embargo, sigue siendo un itinerario para bicicleta y, aunque el destino sea unir los yacimientos arqueológicos significativos de la cultura íbera en el  Camp del Turia, es decir, Puntal dels Llops, Castellet de Bernabé y Tossal de San Miguel, creo difícil encontrar el equilibrio justo entre deporte y cultura que atienda el interés del que visite la página de descarga. Para ello, en  el comentario de WIKILOC seré escueto en las referencias históricas, que también debe haberlas, y para el que quiera más detalles tendrá la posibilidad de encontrar vídeos del interior de las ruinas y una explicación más detallada en la web de DIBTT.

En los casos de Castellet de Bernabé y Tossal de San Miguel, para acceder, se debe pedir la llave en el ayuntamiento de Liria (oficina de Turismo). La visita es gratuita  aunque, para los tres, el de Olocau en la oficina de Turismo de la Casa de la Señoría, es posible concertarla guiada. Para Olocau, David y Yolanda, los arqueólogos que la guían os sabrán transportar con sus explicaciones al fascinante pasado prerromano de la zona. Además del itinerario puro de btt. animo a encontrar otras posibilidades al periplo: en coche pidiendo las llaves;  conjugar una mañana de senderismo y cultura en el Tossal y recorrer luego el casco histórico de Liria con parada obligada en los magníficos baños romanos que están restaurándose o, en el caso de Olocau, acceso oriental a la Sierra Calderona desde Valencia, disfrutar de una visita al yacimiento del Puntal dels Llops en un entorno natural de singular belleza y, después, echar el resto de tiempo en este acogedor y bello pueblo del interior valenciano.

Teniendo en cuenta la contrariedad de la entrada a los de Liria y comarca, la subida y vistas desde el  cerro de San Miguel y, sobre todo, desde el del Puntal (Olocau), ya son merecedores de ponernos a dar pedales y sumergirnos en una zona con uno de los patrimonios del legado ibérico hispano más importantes. En un relativo pequeño espacio geográfico, la  comarca del Camp del Turia, antes la Edetania íbera, tenemos representado parte de un pasado pre-romano a través  de las ruinas de Edeta, su oppidum capitalino y. a su alrededor, una serie de poblados, fortines y caseríos que se le suponen subsidiarios y que son, en parte, los propuestos en el periplo.

Llamamos íberos al conjunto de pueblos indígenas que, desde el Bronce Final, fueron desarrollando una cultura relativamente uniforme en cuanto a costumbres, lengua y alfabeto. Los primeros contactos con marinos y mercaderes venidos del Mediterráneo Oriental (griegos y fenicios) será el catalizador de esa transformación que se inicia en el SO. peninsular  ya en el siglo IX a.C. (Tartesos) y que, se dinamiza definitivamente cuando los fenicios se asientan en factorías costeras meridionales y del Levante mientras, los griegos lo hacían en las más septentrionales. A partir del siglo V a.C. podemos hablar propiamente de período íbero hasta que el proceso de romanización peninsular en la franja íbera, es decir la zona costera desde Huelva a Marsella con alguna incrustación en el interior, va poniendo fin a esa experiencia cultural a partir del siglo II a.C.

Abandono Olocau por los caminos interiores de la balseta de la Mara para llegar al cementerio desde donde comienza la senda principal de acceso al Puntal dels Llops y su yacimiento que está perfectamente señalizada. En la intención de hacer un track limpio de cruces innecesarios, sacrifico la mejor subida de bicicleta para hacerla después en bajada pues, la marcada en carteles y planos es para andarines. Ya sabéis que toca bracear en varios tramos aunque, también a pesar del pateo, es la más rápida para acceder.

 
 

Desde esta atalaya donde se instaló este pequeño poblado de poco más de 900 m2 tenemos una vista impresionante, excepto al Norte tapado por el monte de la Solana, del pueblo, la vertiente oriental de la Calderona y buena parte del valle del Carraixet con Marines Viejo y Gátova, de todo el Camp del Turia, Valencia y, cómo no, de Liria con su cerro de San Miguel en la que estaría Edeta enlazada con la vista con este bastión de vigilancia.

El poblado fue excavado en la década de los 80 por Helena Bonet y Consuelo Mata que lo catalogaron como un fortín defensivo desde el que se vigilaba la entrada Norte, por el barranco del Carraixet, a la llanura del Camp del Turia. Estuvo habitado desde el siglo V hasta principios del II a.C. en que se abandona en el marco de la conquista romana. De los elementos sacados a la luz en las campañas de excavación destaca parte de un equipo militar del jefe del poblado; diversas piezas de lujo de cerámica importada (barniz negro) así como otros hallazgos que permiten atestiguar actividades agropecuarias primarias y de transformación, así como textiles y metalúrgicas en dicho asentamiento.

Abandono el Puntal para introducirme en la senda, bonita y técnica, que rodea la loma Mascarina y me deja en la urbanización Les Forquetes. De acá  hacia la de Pla d´Orcán y, después hacia las vías interiores del Pla de Calvo a Petillo 50 dejando atrás la Rambla Primera. En el segmento hacia  la urbanización el Palmeral, paso por los terrenos de explotación de la masía del Carmen y puedo contemplar la remodelación que ha sufrido antes de  acceder al camino principal del Canal del Campo del Turia, por el que me introduzco desgranando la rambla de los Veinticuatro y la masía del Espinar antes del cruce con la CV-339. Acá haremos un pequeño tramo de asfalto dirección a Alcublas para, bien pasado el km.13 introducirme, a izquierda, por el PR que da acceso a la zona denominada Tabaira, donde se posiciona el Castellet.

 
 
Castellet de Bernabé se catalogó como un  caserío de unos 1000 m2 dedicado a la explotación agropecuaria, también a la metalurgia y actividad textil, dirigido por una familia de la élite edetana con la que vivían otras bajo su autoridad y supeditado al control territorial de Edeta. Como ocurre con los otros, tras habitarse desde el siglo IV sabemos que éste, en concreto, sufre un asedio que significa su quema y destrucción a finales del III principios del siglo II a.C. en el contexto histórico de la dominación romana.

Precísamente dicho incendio ha permitido analizar restos carbonizados y saber que la cebada, la vid y el olivo eran la base de su dieta y de su actividad agrícola. Se complementaba con una cabaña ganadera de cabras, ovejas y cerdos, incluso también con la apicultura. En cuanto a la cerámica encontrada es abundante, alguna con signos de escritura pero, quizás lo más relevante de este yacimiento sea el haberse descubierto alrededor de 20 tumbas de neonatos menores de 6 meses lo que indicaría que, a partir de esa edad, formarían parte plena de la comunidad en una cultura que incineraba a sus muertos.

 
 
El segmento hacia Liria se hace, en una primera parte a través del PR hacia Bodegas Torres a través de la cañada del Conde, un tramo muy divertido que combina camino con senda y nos deja en esta pequeña pedanía. Desde acá nace un camino asfaltado, el de la Yesa, que en parte del trayecto sigue el curso del barranco de Monte Aragón y que circula paralelo, a su izquierda,  a la CV-339 para desembocar precisamente en ésta a la altura de la autovía y de la entrada a Liria. En esta bajada tendremos como faro el Tossal de San Miguel y la blancura del monasterio que se alza en su cima, que es a donde nos dirigimos. Su acceso desde Liria se hace por la calle de San Miguel que nos deja en el Monasterio desde donde se baja a las ruinas que se encuentran en la ladera Sur.



La antigua Edeta también conocida como Leiría era una ciudad de cerca de 15 hectáreas construida en terrazas en las laderas del cerro de San Miguel, con una acrópolis que hoy ocupa el recinto religioso. Tan sólo hay excavado alrededor de 1 hectárea y las campañas empezaron en 1933-53, hasta la de 1995 de Helena Bonet. Fue desbastada por los ejércitos de Sertorio en el 76 a.C. dentro de su periplo insurreccional y, desde ese momento, la ciudad romana se irá desarrollando en la zona conocida como Pla de L´Arc.

 
 


Las excavaciones sacaron al exterior un conjunto importante de monedas, armas y objetos de diversa clase, algunos con escritos pero, sin lugar a dudas, el grupo de cerámica con representación antropomórfica es el hallazgo más importante pues es una de las fuentes principales para indagar en el conocimiento de la estratificada sociedad íbera aunque, en realidad se trata de una producción de lujo que nos muestra, más bien en esos maravillosos vasos con escenas diversas, momentos de la vida de esa élite aristocrática que dominaba el poder político, militar y religioso de la Edetania. Está colección está expuesta en el Museo de Prehistoria de Valencia.

 

Es posible, también, visitar el monasterio que data del siglo XVIII. A continuación, bajo por parte del trayecto de subida aunque, pronto dirijo mi btt. a la plaza del Ayuntamiento y a enlazar con el vial de salida hacia Olocau,y, por el carril bici, al área de recreo de San Vicente, un pulmón y lugar de asueto y de práctica deportiva para muchos edetanos. No obstante, antes me introduzco hacia la zona de Formidables para hacer un pequeño circuito por las sendas de bajada a San Vicente, donde aguo y, de nuevo vuelvo a recuperar esa zona de divertimento betetero para ya, definitivamente, circundar la urb. Monte-Jarque e introducirme por caminos agrarios secundarios hasta la masía del Capellá. Antaño eran dos masías que hoy, unidas, albergan un complejo para diversos usos, entre ellos, en época de verano aloja a chavales en su granja escuela.

 
 

Circundo la masía y, por el camino hacia Marines Nuevo, retomo el carril bici paralelo a la CV-25 que nos sorprende con otro testimonio del pasado que, actualmente está enterrado para preservar su conservación: la posible villa romana del Pitxerí que presenta ocupación desde el siglo I d.C. (datado por una moneda de bronce de época de Nerón, año 64) hasta el siglo IV, lo que nos habla de una continuidad del período íbero al romano en cuanto a la importancia de esa parte del territorio edetano. La subida hacia el collado, que da paso al valle del Carraixet y a Olocau, la hacemos con la vista puesta en el Puntal desl Llops que fue inicio, ahora final, para este periplo cultural-deportivo que dejo expuesto.

RESUMEN. Teniendo en cuenta el importante pasado prerromano que albergan estas tierras, además del buen estado de conservación de los yacimientos de época ibérica, os propongo una manera de conjugar deporte y cultura de una forma divertida y amena con un itinerario no demasiado exigente en lo físico, aunque encontraremos algunas sendas que darán un pequeño toque de complejidad y divertimento a nuestro rodar para, así unir pedaleando parte de nuestra herencia. Se puede realizar  en cualquier época del año.